28 de diciembre de 2016
28.12.2016

De la Torre se niega a abstenerse y deja el presupuesto en manos del PP regional

El portavoz cruza reproches con Rodríguez Maniega antes de abandonar la junta local sin esperar a la votación, que avaló la postura de la presidenta

28.12.2016 | 02:13

La aprobación mañana del presupuesto de Avilés está en manos de Carlos Rodríguez de la Torre, portavoz del PP avilesino. Y es que el concejal, apoyado por las también ediles Ana Bretón y Reyes Fernández Hurlé, rechaza la decisión adoptada ayer por la junta local de su partido de abstenerse en la votación para facilitar ya que el Ayuntamiento tenga nuevas cuentas y evitar que el gobierno local acuda a una cuestión de confianza, que dilataría esa aprobación unos dos meses. "Mi propuesta es votar en contra de esos presupuestos a no ser que el comité ejecutivo regional del PP diga otra cosa", aseveró ayer De la Torre. Será el partido en Asturias, liderado por Mercedes Fernández, el que tenga la última palabra, ya que la presidenta del PP en la ciudad, Carmen Rodríguez Maniega, remitirá hoy a la líder asturiana un correo electrónico con el acuerdo para que le dé o no el visto bueno.

Las fuerzas están medidas. El PSOE necesita la abstención de los seis ediles del PP para conseguir sacar adelante el presupuesto. Por ejemplo, un solo voto en contra más, que se sumaría a los ocho de Somos, IU y Ganemos, echaría abajo el documento. Habría otros ocho votos afirmativos (PSOE) y seis abstenciones (las del resto de ediles del PP más el de Ciudadanos).

Si finalmente, la dirección regional avala la decisión del órgano local, el Partido Popular, en quince días, habrá pasado de un "no" rotundo al presupuesto presentado por el PSOE por ser "intrascendente" y "no resolver los problemas fundamentales de la ciudad" a facilitar su aprobación con su abstención, una opción alentada también por el acuerdo regional entre el PSOE y el PP. En ese camino, además, quedará la herida ya sangrante entre Rodríguez Maniega y el portavoz municipal, que también quedaría desautorizado por Mercedes Fernández.

En la tensa junta local celebrada ayer se hizo patente esa división, en la que De la Torre optó por enumerar la razones de su "no" al presupuesto - es "electoralista" y "cerrado", sin posibilidad de incluir aportaciones- levantarse e irse sin votar siquiera la resolución final. Antes de salir por la puerta, no obstante, criticó a la presidenta por llegar a un acuerdo "sin enjundia" a sus espaldas y lamentó que el PSOE se haya aprovechado de la ocasión y "se haya metido en casa del PP". "Su secretario general, Luis Ramón Fernández Huerga, se ha saltado a los dos interlocutores válidos de ambos partidos: la edil de Hacienda, Raquel Ruiz, y yo", aseveró, tras mantener un rifirrafe verbal con Maniega.

A la reunión de ayer asistió alrededor de una veintena de afiliados, entre los que no estaban las dos concejalas que apoyan a Carlos Rodríguez de la Torre, Ana Bretón y Reyes Fernández Hurlé. Tampoco acudió ningún vicesecreterario regional del PP, pese a que estaba anunciada su presencia. Los presentes, según explicó el secretario general del partido en Avilés, Alfonso Araujo, aprobaron por unanimidad abstenerse en la votación del presupuesto local. Araujo descartó calificar la situación vivida con el portavoz municipal durante la reunión. "Estamos para resolver problemas de los avilesino no para crear otros. Además, los avilesinos, cuando votaron en mayo del año pasado, decidieron que no hubiera mayorías para que nos pusiéramos de acuerdo y no nos tiráramos los trastos a la cabeza. La política es el arte de lo posible", afirmó el secretario del PP de Avilés.

Araujo, que hace dos semanas lideró el "no" del PP al presupuesto, justificó ahora el cambio del sentido del voto en la imposibilidad de que los grupos de la oposición se pongan de acuerdo para presentar un presupuesto y un candidato alternativo a la Alcaldía a Mariví Monteserín. No obstante, esa opción ya la había echado por tierra días antes Somos descartando cualquier acuerdo con los populares -"nos separa un océano ideológico", afirmó Somos-. Pese a eso, Araujo afirmó ayer que había "explorado" la opción de la alternativa, que no encontró eco en el resto de grupos. "Es un callejón sin salida. La moción de confianza sería un circo que obligaría a prorrogar dos meses los presupuesto. Nosotros no queremos hacer rehenes a los avilesinos de posiciones partidistas, hay que ser prácticos. Con la abstención facilitamos que haya presupuesto y evitamos una agonía. Los ciudadanos no están para experimentos y la moción no lleva a ningún lado", afirmó.

Así las cosas, el acuerdo alcanzado entre el PSOE local y el PP para propiciar la abstención incluye un concurso de ideas para la mejora del parque del Muelle, la realización de gestiones para encontrar suelo que permita la construcción de un albergue de animales o la negociación de los proyectos que se realizarán con el remanente de este año. También una línea de ayuda relacionada con el IBI, la eliminación de las barreras físicas de la calle Brigadas Internacionales y establecer acuerdos de colaboración con fondos de inversión privados "para complementar los distintos tipos de financiación existentes hasta el momento desde el área municipal y regional" para empresas. El PP además quiere mejorar el programa de préstamos participativos de La Curtidora, impulsar las actuaciones para "aprovechar el deporte como captador de visitas" y aprovechar el potencial de la ría "para acoger regatas" y desarrollar el turismo náutico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook