Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias apoya una indicación protegida de la anchoa cantábrica

El Gobierno de Revilla lidera un proyecto para revalorizar el popular pescado e invita al resto de la Cornisa a sumarse

Asturias apoya una indicación protegida de la anchoa cantábrica

Asturias apoya una indicación protegida de la anchoa cantábrica

El sector pesquero asturiano y la Administración autonómica ven con buenos ojos la iniciativa que acaba de anunciar el Gobierno de Cantabria para conseguir hacer realidad una vieja aspiración de los pescadores del Norte: la materialización de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) "Anchoa del Cantábrico", un sello de calidad que, según sus promotores, servirá para revalorizar el popular pescado azul. La principal razón por la que desde Asturias se mira con interés a la idea que ha tenido el Ejecutivo de Miguel Ángel Revilla es que la identificación fehaciente del bocarte del Cantábrico mediante una IGP permitiría la diferenciación en el mercado de las conservas de anchoa que contienen materia prima autóctona frente a las que han fabricado con bocarte traído de otros mares.

Un envasador de anchoa del Oriente de Asturias señaló a este respecto que la práctica mayoría de las empresas conserveras asturianas -de pequeño tamaño y carácter artesano- utilizan bocarte del Cantábrico "por lo que la IGP no supondría un problema para nosotros, al contrario". Este mismo interlocutor, así como fuentes consultadas de la Consejería de Medio Rural del Principado, apuntaron que "el problema con el que se puede encontrar el Gobierno de Cantabria en su plan de conseguir la IGP de la anchoa del Cantábrico lo tiene en su casa: los grandes fabricantes cántabros que traen bocarte del Mediterráneo o de otros países para poder cumplir con sus objetivos de producción".

El Gobierno de Cantabria ha elaborado un calendario de trabajo para crear la IGP "Anchoa del Cantábrico", según anunció esta semana el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria. Según esa agenda, en febrero habrá varias reuniones con representantes del sector conservero en las tres cofradías más importantes en capturas de bocarte de Cantabria (Santoña, Colindres y Laredo). Oria explicó que la idea es que sirvan para "sensibilizar al sector pesquero" y explicar con detalle la propuesta de cara a organizar una reunión de adhesión formal a la misma en el mes de marzo. En ese nuevo encuentro se convocaría a representantes del sector extractivo, a los sindicatos y a "todos los conserveros de Cantabria que quieran asistir" para invitarles a una posible adhesión, de carácter voluntario, a la pretendida IGP.

Una vez firmado el compromiso en marzo, durante la celebración de la Feria de la Anchoa de Cantabria, se reunirá a las cofradías del Cantábrico Noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco), conserveros adheridos y administraciones estatal y autonómicas para presentar el proyecto de la IGP "Anchoa del Cantábrico" y enviar la propuesta al Ministerio de Pesca para su tramitación.

Cantabria, según recalcó el consejero Jesús Oria, "quiere encabezar un proyecto que aúne a todo el Cantábrico con la figura de esta IGP". A falta de entrar en detalles sobre el particular, Asturias es favorable a la idea.

Compartir el artículo

stats