20 de enero de 2017
20.01.2017

Un galés contra el "racismo" de Conguitos

Un británico la lía en las redes al denunciar la supuesta xenofobia de la marca de dulces tras ver una bolsa en un súper de Avilés

20.01.2017 | 03:25

Érase un galés con mucha curiosidad y algo de desconocimiento, armado con Twitter. El galés se llama Joao Morais -es de origen caboverdiano- y, a finales de noviembre pasado, se dio una vuelta por Asturias para visitar a su madre, residente en la región. Paró en Avilés y alucinó cuando, en uno de los supermercados de la ciudad, vio los bajos precios que tenía la cerveza y, más aún, al descubrir un "pack" de chocolates Conguitos. Así que se lanzó de cabeza a su móvil y escribió: "¡Flipo! Hay un extraño chocolate racista en España llamado 'Little Congans'".

Quizás porque lo escribió en inglés, los efectos de la "bomba" tardaron en dejarse notar en España. El pasado 13 de enero comenta Morais: "Mi teléfono se volvió loco las últimas 24 horas. Twitter España no deja de retuitear lo que escribí cuando fui a visitar a mi madre y ahora ella piensa que soy un traficante de drogas". Pero Morais sigue "flipando". El miércoles pasado apuntó, incrédulo: "Seis semanas después de visitar España, Twitter España descubrió mis tuits y no paro de recibir notificaciones".

Morais no sólo alucinó con el "racismo" de los conguitos, vestidos de chocolate con cuerpo de cacahué; también lo hizo cuando vio un anuncio de publicidad de unos grandes almacenes. Aprovechaban a Obama a propósito del "Black Friday". "Me hizo levantar las cejas: usar a Obama para anunciar el' Black Friday', porque, ya sabes... es negro", escribió.

Álvaro Mijares fue uno de los que salió a explicar en Twitter al galés tiquismiquis cuántas varas tiene la camisa en la que se había metido: "Lo que dice es 'Un adiós a Obama'. No creo que la cara de Obama se use porque él es negro, sino porque deja el poder". Morais respondió: "Venimos de diferentes culturas. Este cartel sería considerado racista en el Reino Unido". F. de Santiago también entró en el pleito y escribió: "Si lo encuentras racista, estás diciendo que ser negro es algo degradante y vergonzoso. Eres el verdadero racista".

Pero no todos los tuiteros fueron contra las apreciaciones del galés del súper avilesino. Una amiga de Morais apostilló: "Tengo lágrimas en los ojos. Por fin Joao Morais montando un pollo en España". Y es que todo el lío tiene repercusión mediática en varias revistas digitales españolas.

Lo que le pasó a Joao Morais con su curiosidad galesa fue algo parecido a lo que sufrió no hace mucho el cocinero televisivo Jamie Oliver, que es toda una institución en el Reino Unido. El chef viaja por el mundo en busca de recetas que se desarrollan en distintos restaurantes (desde los de lujo hasta los puestos de perritos calientes). Oliver hizo una paella, le puso chorizo y colgó la foto en Twitter. Desde España le explicaron que el "arroz con cosas" no es paella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído