14 de febrero de 2017
14.02.2017
CASTRILLÓN

Los conductores urgen el arreglo de la carretera de Santa María del Mar

"Va a haber una desgracia", alertan ante el deterioro los conductores, que esperan desde hace cuatro meses que el Principado inicie las obras

14.02.2017 | 03:28
El boquete en la carretera, a la altura de El Puerto.

El retraso del inicio de las obras de reparación de la carretera CT-1, de Piedras Blancas a Carcedo, a su paso por la parroquia de Santa María del Mar, en El Puerto, está irritando a los vecinos y usuarios. El boquete que se produjo hace casi dos años está agrandándose día a día. "Va a haber una desgracia", sostienen los conductores. "Es increíble que estemos esperando meses para que comiencen las obras cuando ya están casi todos los trámites hechos", comenta Mirian López, una usuaria habitual. Y es que el Principado sacó a licitación las obras, a la que se presentaron diez empresas. Tras la admisión de todas las ofertas, la adjudicación definitiva está pendiente del informe que deberán emitir los técnicos del servicio de Conservación y Explotación de Carreteras del Principado.

"Hace casi cuatro meses que esperamos que se adjudique el proyecto. Para Semana Santa la carretera seguirá sin arreglar y nos tememos que para el verano seguirá igual", señaló la conductora. Las obras tienen un presupuesto de casi 90.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

La CT-1, Piedras Blancas-Carcedo por Santa María del Mar y Santiago del Monte, tiene mucho tráfico en verano por el acceso a las playas de la zona oeste del litoral castrillonense. La calzada es estrecha, sinuosa y apenas tiene iluminación. Además de los vehículos, es muy utilizada por los ciclistas. "Llevamos años reclamando la reparación del hundimiento de la calzada y cada vez está más deteriorada", señaló el portavoz municipal del PP, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones.

"Lo que deberían hacer los concejales del Ayuntamiento de Castrillón es pedir al Gobierno regional que agilice la adjudicación de los trabajos y que se inicien lo antes posible porque no podemos seguir así", afirmó el vecino Pruden Cobo. "O se dan prisa en comenzar los trabajos o las obras seguirán en verano y será un caos circulatorio sobre todo los fines de semana. El desprendimiento ya debería estar arreglado hace tiempo", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído