14 de febrero de 2017
14.02.2017
SOTO DEL BARCO

La farmacia que alumbra el ahorro

Un innovador proyecto europeo permitirá a la botica de La Arena dejar de gastar 300 euros al año en luz gracias a medidas que aumentan la eficiencia

14.02.2017 | 03:28

La farmacia de San Juan de la Arena ahorrará al menos 300 euros al año en luz al haber rebajado la potencia contratada -pasa de 10.000 kilowatios a 4.000- e introducido mejoras en el sistema de refrigeración -retiró los acumuladores e instaló una bomba de calor y un aerotermo eléctrico-. El establecimiento sotobarquense ha adoptado estas medidas fruto de su participación en el programa de la Unión Europa Steep (Support and Training for an Excellence Energy Performance), que pretende reducir el consumo de energía de las empresas y concienciarlas sobre la importancia de mejorar su eficiencia.

Para formar parte de este proyecto coordinado en Asturias por la Cámara de Comercio de Oviedo, el despacho de farmacia tuvo que someterse a una larga y exhaustiva encuesta sobre el consumo. "La hicimos a través de internet y al cabo de un tiempo vino un técnico para hacer una auditoria de la farmacia en base a todos los datos que ya habíamos facilitado", explica Martín Ramírez de Diego, tercera generación de una familia de farmaceúticos en Soto del Barco.

La encuesta y la auditoria dieron como resultado un estudio de cien hojas en las que se incluían las posibles mejoras. "Pensaba que nos iban a decir poca cosa, como el cambio de las bombillas tradicionales por las tipo leed que ya hicimos hace dos años, pero estaba equivocado", relata Ramínez de Diego, para apuntar hacia los acumuladores y el termo eléctrico como los aparatos más deficientes del local.

El técnico, señala el farmacéutico, le presentó una propuesta en la que se requería invertir seis mil euros para reducir el consumo en un sesenta por ciento, si bien la inversión final rozó los 12.000 euros debido al coste de los equipos y a una pequeña instalación de tubos, añade Martín Ramírez de Diego. Los trabajos amortizará en cinco años. La obra se llevó a cabo el pasado mes de diciembre y se prolongó por espacio de nueve o diez días. No alteró la marcha del establecimiento que verá reducida cada factura bimensual, como mínimo, en cincuenta euros.

En el año 2016, la factura de la luz de la farmacia Ramírez de Diego se situaba en 240 euros de media. La cifra de los próximos recibos estará por debajo de los doscientos, manifiesta el farmacéutico. "Es una pena no haberlo hecho antes, pero este año era el momento", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído