20 de febrero de 2017
20.02.2017

El puerto deportivo se propone captar más navegantes franceses para crecer

Los responsables de los pantalanes de la ría confían en consolidar el incremento de llegadas con la regata Transgascogne 6.50

20.02.2017 | 03:04
Varias embarcaciones en el puerto deportivo de Avilés.

Los gestores del puerto deportivo, el Club Náutico Marina de Avilés La Peñona, no se ponen límites y buscan captar nuevos tránsitos. En los últimos años, el aumento es constante y el año pasado se contabilizaron unos 170 barcos deportivos que utilizaron los muelles avilesinos durante sus travesías, un 21 por ciento más que en 2015. Mario Bada, presidente de la entidad, explica que su objetivo son los turistas náuticos franceses, que ya son los más habituales en la ciudad. Para ello, el club está promocionando los pantalanes deportivos de la ría y los servicios que ofertan en revistas especializadas del país galo, en foros y en programas de navegación.

"En Francia existe una cultura náutica importante. Desde niños aprenden a navegar y allí es raro la familia que no tenga una embarcación", afirma Bada. El Club Marina de Avilés-La Peñona ha firmado un convenio con una asociación de navegantes de La Rochelle (Francia), formada por unas 600 personas, con tarifas especiales: "El objetivo es que cuando este verano pasen por aquí, paren". Y añade: "El turismo náutico hay que explotarlo un poco más en Avilés. Cada año pasan miles de barcos por delante de nuestras costas y es lo que tenemos que conseguir captar. En 2016, atracaron unos 170 barcos, que es importante, pero hay que seguir subiendo. Funciona muy bien el boca a boca. Muchos de los que vinieron en 2016 eran repetidores". El perfil del turista náutico es el de una pareja de jubilados con un poder adquisitivo medio-alto. Su media de estancia, unos tres días. "Mientras están aquí, consumen en Avilés", explica Bada.

Las instalaciones del puerto tienen capacidad para alojar 236 barcos -entre 5 y 20 metros de eslora- y al menos el 10 por ciento de las plazas deben estar reservadas, por normativa, para barcos en tránsito. El número de amarres fijos es de 185, los mismos que años anteriores, por lo que apenas quedan atraques libres -unos 20 -.

Un punto de inflexión para las instalaciones avilesinas será la llegada, a partir del próximo 1 de agosto, de las 80 embarcaciones participantes en la regata Transgascogne 6.50, "una de las pruebas más importantes del calendario internacional de vela en solitario". Estos barcos saldrán de nuevo hacia la ciudad francesa de Les Sables d'Olonne -de donde parten el 30 de julio- el 5 de agosto. "La Transgascogne tendrá los mismos efectos para la ciudad y para Asturias en general que los de una campaña de promoción turística a nivel internacional. Todo ello gracias a la repercusión en la prensa nacional y extranjera", afirmó hace unas semanas Manuel Campa, concejal de Promoción de Ciudad.

Mario Bada aplaude la llegada de esa cita deportiva a la ciudad y asegura que el Club Náutico colaborará en la organización: "Esperamos que sea un impulso más para el puerto". Marina de Avilés-La Peñona también tiene previsto celebrar su propia regata así como los concursos de pesca de altura y de embarcación fondeada.

El puerto deportivo de Avilés es, junto al de Gijón, el único de estas características en Asturias que es autogestionado y no depende del Principado. Para darse de alta en el club que lo gestiona, los trámites son sencillos: acudir a las oficinas -ubicadas en la antigua rula- y rellenar una ficha con los datos técnicos de la embarcación. En base a la eslora y la manga se le adjudica una plaza, en el caso de que la haya. Los atraques más demandados en Avilés son para botes de entre seis y ocho metros de eslora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook