21 de febrero de 2017
21.02.2017

"El rescate del barco hundido frente a Navia fue épico", asegura el director de Pesca

El gijonés Alberto López Asenjo recibe el "Álvaro Cunqueiro" junto a la alcaldesa de Lugo y al Gran Maestre del Camino

21.02.2017 | 03:10
Por la izquierda, Lola Sánchez, Miguel Pampín, Lara Méndez, Mariví Monteserín, Alberto López Asenjo, José Manuel Balseiro y Justo García, ayer, en el restaurante Yumay, en Villalegre.

Gallegos y asturianos, primos y hermanos, dice el dicho popular, y no hay mejor ejemplo de colaboración entre vecinos que el que protagonizaron los equipos de rescate de ambas autonomías en el naufragio del "Gure Uxua", el pasado 3 de febrero, a unas 40 millas al norte de Navia. Esa es la opinión del director general de Pesca del Gobierno de Mariano Rajoy: "Los equipos gallegos y asturianos nos dieron la mejor noticia posible en un accidente en la mar: que todas las personas sean rescatadas con vida. Fue una experiencia épica, titánica", aseveró el gijonés Alberto López Asenjo, que recibió ayer el premio Álvaro Cunqueiro, galardón que los Gastronómos del Yumay también entregaron a la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y al Gran Maestre de la Orden del Camino de Santiago, Miguel Pampín.

Cerca de un centenar de comensales participó en la entrega de los Premios Comensal de Honra Álvaro Cunqueiro y en la entrega de la beca de honor al Restaurante Galicia de Baamonde, con 101 años de historia. "Estamos abrumados por la asistencia y por la altísima participación de cofradías gastronómicas", aseveró Carlos Guardado, portavoz de Gastrónomos del Yumay, colectivo que preside el restaurador Justo García Castrillón.

"Llevo con honor y orgullo esta distinción. Gracias a Justo por pensar en mi candidaturas", expuso Miguel Pampín tras recoger el reconocimiento de manos del coronel Vicente Bravo, delegado de Defensa en Asturias.

Las alcaldesas de Lugo y Avilés, las socialistas Lara Méndez y Mariví Monteserín, respectivamente se vieron en El Parche en la década de los ochenta, aunque ninguna de las dos lo recuerda. La primera bailaba en un grupo folclórico gallego con motivo del desfile del Bollo, y la segunda estaba ya en el palco de autoridades. "Venía a desfilar cuando era una odisea venir a Asturias desde Galicia, más de tres horas en un viaje que siempre merecía la pena porque aquí nos tratan como en casa", señaló la regidora gallega. La Alcaldesa lucense reconoció que "vivimos momentos complicados, hay que reinventarse, buscar soluciones a problemas comunes, como el demográfico".

La regidora avilesina recogió el testigo: "Hoy es muy complicado ser alcalde o alcaldesa, hay que entregarse muchísimo. Nos unen a Lugo culturas milenarias, como el Camino de Santiago, y también compartimos la presencia en nuestros territorios de Alcoa, donde sigue latente el problema de la interrumpibilidad".

Los discursos de los galardonados dieron paso a un animado banquete en el Restaurante Yumay de Villalegre en el que no faltó el pulpo de Aurora Baranda y el café de pota y que se alargó hasta bien entrada la tarde.

Participaron en la celebración gastronómica buen número de cofradías, entre ellas la de los Oricios, Los Nabos, la del Queso Gamoneu, el Circo Gastronómico de los Quesos Asturianos, Plaganu, la Cofradía del Desarme, la Buena Mesa de la Mar, Guisanderas de Asturias y hasta alguna extranjera. También asistieron buen número de autoridades, entre ellas el delegado provincial de Lugo de la Xunta de Galicia, José Manuel Balseiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook