22 de febrero de 2017
22.02.2017
CORVERA

"Las facturas desmontan la acusación de IU sobre la limpieza", afirma el Alcalde

IU insiste en pedir la dimisión de Rafael Alonso

22.02.2017 | 03:12
Rafael Alonso, el secretario del Ayuntamiento, Ramón Chaves, y Sara Paz Suárez, en la comisión de ayer.

Las posturas respecto al contrato del servicio de limpieza de edificios municipales no se movieron ni un ápice ayer en la tensa comisión del área de Servicios Generales que se celebró en el Ayuntamiento de Corvera. Después de que el lunes la portavoz de Izquierda Unida, Sara Paz Suárez, pidiera la dimisión del concejal responsable del área, Rafael Alonso (PSOE), por "falsear" un informe de seguimiento del cumplimiento del contrato de la empresa encargada del servicio, y el propio edil explicara que su informe estaba avalado por una serie de documentos, el encuentro de ayer no podía ser tranquilo. Y no lo fue.

El informe que firma Alonso dice que la empresa realiza las dos limpiezas generales extraordinarias de los edificios municipales que tiene por contrato, pero Izquierda Unida duda de ello. "La afirmación de la concejala de IU es además rotundamente falsa. La concejala de IU basa su argumentación en un acta del Comité de Seguridad y Salud Laboral de 14 de noviembre de 2016. Alude a las declaraciones realizas por la prevencionista, quién señala que en los vestuarios se han hecho estas limpiezas, en Los Campos y en el Centro Tomás y Valiente. Esto, en ningún caso permite extrapolar que no se hayan hecho en los demás edificios municipales", explicó ayer Alonso.

El edil cuenta con el apoyo del alcalde, Iván Fernández, que también se refirió ayer al conflicto: "Estamos demostrando con pruebas que los argumentos de la concejala son mentiras. Tenemos facturas y partes de trabajo, si la concejala lo hubiera pedido de mano, ya los tendría. Desde el gobierno local pedimos la dimisión de la portavoz de Izquierda Unida, porque ha hecho una acusación muy grave y es falsa. Hasta tenemos un informe de la funcionaria en la que se apoyaba que la contradice. La cuestión es ¿va a pedir disculpas? ¿Va a dimitir?". Alonso añadió: "Sé que no va a dimitir porque no tiene la más mínima decencia".

Por su parte, la concejala de IU, que efectivamente pidió la dimisión de Alonso en la comisión, defendió su posición: "No han respondido a ninguna de mis preguntas, se han limitado a amenazarme con llevarme a los tribunales. Les invito a que lo hagan, pero que antes me respondan. Que dejen de amedrentar a la oposición, de tribunales y que se pongan a trabajar y a remunicipalizar los servicios privatizados, que ese es el fondo de este problema".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook