22 de febrero de 2017
22.02.2017

"La olla ha estallado, nos hemos cansado de atropellos", dicen los sindicatos municipales

Los paros de la plantilla, parciales y rotatorios, arrancarán el 8 de marzo

22.02.2017 | 03:12
Emilio León, a la izquierda, con los representantes municipales, ayer, en el salón de plenos.

"Son muchos años de machacarnos, la olla a presión ha estallado. Nos hemos cansado de tanto atropello". Estas palabras de Manuel Mendoza, portavoz de Usipa, son un resumen del sentir que ayer pusieron sobre la mesa todos los representantes sindicales en el Ayuntamiento de Avilés, que contestaron de esta forma la invitación de la alcaldesa, Mariví Monteserín, de dejar el encierro que mantienen desde el jueves en el salón de plenos. "Todavía no ha entendido qué es lo que estamos haciendo aquí. Estamos justo en el lugar donde nos convoca a realizar las reuniones el equipo de gobierno. Este es el lugar en el que normalmente negocian los sindicatos y el concejal de Personal, desde el jueves estamos esperando que tenga a bien reunirse con nosotros", subrayó el presidente de la junta de personal, Manuel Jesús Villa.

Los líderes sindicales afirmaron sentirse "totalmente apoyados por la plantilla", y que eso se traduce en muestras morales y materiales, incluidas tortillas de patata y bizcochos caseros. Precisamente será fundamental, para evaluar el peso de la protesta, testar el seguimiento que tendrán los paros parciales programados por los cinco sindicatos municipales.

Dicha convocatoria ya tiene calendario y comenzará el miércoles 8 de marzo con los trabajadores de la Casa Consistorial. Las huelgas tendrán una duración de tres meses, irán rotando por todos los servicios municipales. Cada día habrá huelga de hora y media, a última hora de la mañana, y concentración de media hora delante de algún lugar señalado de la administración local. La Dirección General de Trabajo ya está informada de los paros.

Los sindicatos lamentaron que hasta ahora el gobierno no haya tenido una "propuesta seria" que hacerles, más allá de un folio de 20 líneas. "No es un tema para tomárselo a cachondeo. El PSOE tiene que ser más serio, venir con una propuesta para poder contrastar y empezar a hablar seriamente", subrayó Villa.

Respecto al espinoso tema de la convocatoria o no de seis plazas de auxiliar administrativo mediante concurso-oposición, algo que reclaman los sindicatos, Villa añadió: "El gobierno no dice toda la verdad cuando habla de sentencias y de jurisprudencia. Hay suficiente legislación para que ellos, dentro de la potestad que tienen, saquen la convocatoria de una u otra modalidad".

El problema de que se convoquen estas plazas por el sistema de oposición, sin concurso, es que quienes las llevan ocupando durante años no tienen ninguna ventaja respecto al resto de candidatos. Y esa situación, añadieron los sindicatos, la han labrado los sucesivos gobiernos. "¿Cómo es posible que tengamos personal interino en esta casa después de 25 años? Hemos llegado hasta aquí por un sistema perverso", afirmaron.

Ángel Fernández, de Avanza, lamentó que la Alcaldesa no parezca darse cuenta de que sentarse a hablar sin más no tiene sentido. "Ya venimos de infinidad de meas, de horas y horas. Si quiere que abandonemos el encierro, que nos diga para qué", indicó. Fernández añadió que los problemas que aquejan a la plantilla van mucho más allá de la oposición para las plazas de auxiliares administrativos.

Yolanda Gutiérrez, también de Avanza, criticó que "se tome como un mal menor" los despidos en un Ayuntamiento. "Los posibles despidos de seis personas se toman mejor que si fuera en otra empresa. Son trabajadores que el 22 de abril pueden ver rescindida su relación laboral con este ayuntamiento después de 15 años, y pasar a una situación de desempleo, a unas edades además complicadas para buscar nuevo empleo". Por todas estas razones los sindicatos no tienen previsto levantar el encierro. "Lo haremos cuando veamos satisfechas nuestras reivindicaciones", dijo.

Los encerrados recibieron ayer la visita del portavoz del grupo parlamentario de Podemos en la Junta del Principado. "La actitud de Monteserín tiene que ser claramente revisada, no asume que quienes están de forma temporal en las instituciones son las personas que llegan a través de los votos de la ciudadanía, mientras que son los trabajadores, la administración del siglo XXI la que tiene que tener estabilidad", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído