DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DXC contará en Asturias con una cuarta parte de sus 4.000 empleados españoles

El nuevo gigante tecnológico agrupará en la región los casi mil puestos de CSC en Avilés y el medio centenar de las oficinas de HPE en Oviedo

Jesús Daniel Salas, director general de CSC en España, el lunes en la celebración de la puesta en marcha de DXC Technology en el centro de servicios avanzados de Avilés.

Jesús Daniel Salas, director general de CSC en España, el lunes en la celebración de la puesta en marcha de DXC Technology en el centro de servicios avanzados de Avilés. DXCSPAIN

Asturias tendrá un gran peso en la estructura española del nuevo gigante mundial DXC. La compañía de servicios tecnológicos agrupará en la región los casi mil puestos de Computer Science Corporation (CSC), asentada en el parque empresarial avilesino, y el medio centenar de las oficinas ovetenses de Hewlett Packard Enterprise (HPE), confirmaron ayer fuentes de la firma estadounidense. Con la fusión, DXC suma en España unos 4.000 trabajadores, por tanto, una cuarta parte están en el Principado. "Las provincias que tendrán más representación en la compañía serán Asturias, Barcelona y Madrid", añadieron las mismas fuentes.

La fusión se hizo efectiva el pasado lunes, cuando DXC Technology comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York al fundirse en una sola las dos firmas "madre", colándose así entre las más importantes del mundo del sector. Su cifra de negocio anual ronda los 25.000 millones de dólares, la plantilla alcanza los 170.000 trabajadores y su presencia llega a 70 países.

En cuanto a la organización de DXC en España, por ahora, es una incógnita. El único cargo que ha trascendido es el de Juan Parra, responsable de ventas. "Cubrimos un hueco en el mercado en el que apenas hay proveedores de servicios, con conocimiento tanto en infraestructuras como en aplicaciones", dijo hace unos días. "En las próximas semanas irán trascendiendo los nombramientos", apuntó una portavoz de la multinacional.

La empresa transmite un mensaje tranquilizador, invita a los empleados a aprovechar las nuevas oportunidades de negocio que se crearán y está previsto que la plantilla asturiana siga creciendo (CSC tenía antes de la fusión unas 80 vacantes pendientes de cubrir).

Hewlett Packard inauguró sus oficinas en Oviedo en febrero de 2010. Entonces, daba empleo a un centenar de trabajadores y los planes pasaban por seguir creciendo, alcanzar los 300 a corto plazo e impulsar un centro de excelencia nacional e internacional en gestión de aplicaciones e innovación, que estaba previsto para el Parque Tecnológico de Gijón. Esos planes de expansión no llegaron nunca a fructificar, y HPE ha llegado a la fusión con CSC con unos cincuenta trabajadores en plantilla, según las fuentes consultadas.

Compartir el artículo

stats