Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés ya sufrió este año contaminación por partículas casi la mitad de los días

La escasez de lluvias, la producción industrial y el tráfico han provocado que la estación del Matadero haya registrado alta polución 53 jornadas

Avilés ya sufrió este año contaminación por partículas casi la mitad de los días

La escasez de lluvias, sumada a la producción industrial y portuaria y al tráfico rodado, ha disparado la contaminación en la comarca. Así, durante este año casi la mitad de los días se han superado los niveles máximos permitidos en la emisión de partículas en suspensión (PM10), siempre según los datos que facilita el Principado de Asturias. Las cifras son peores que las de 2016. Entre el 1 de enero y el 26 de abril, la estación del Matadero sobrepasó ese límite máximo por jornada -fijado en 50 microgramos por metro cúbico- en 53 días frente a los 29 contabilizados en 2016. Avilés, además, ya ha superado también el número de ocasiones anuales fijadas por la ley para superar esos máximos: 35 días.

El mes de abril está siendo especialmente negativo ya que las emisiones por partículas se han disparado casi todos los días: en 17 de 26 días. La semana pasada, por ejemplo, se dieron valores de hasta 218 microgramos por metro cúbico. La falta de lluvias y los fuertes vientos dieron más de un quebradero de cabeza a los responsables de la salud de los avilesinos. En ese sentido, el Puerto de Avilés comunicó la semana pasada a las empresas de su entorno que extremasen las precauciones en el acopio y manejo de mercancías pulverulentas, y que dispusiesen de los medios necesarios y adecuados para evitar en la medida de lo posible la generación de polvo.

También se intensificaron las labores de riego y sellados de pilas de mercancías y viales para tratar de minimizar las emisiones de partículas al aire y se paralizaron las operaciones de levante de mercancías a la intemperie y susceptibles de generar polvo, salvo las imprescindibles para la actividad industrial.

La polución por el benceno que emite las baterías de coque es otra de la que preocupa a la ciudadanía. En ese sentido, la legislación respecto a ese contaminante recoge sólo la media anual que no se puede sobrepasar: cinco miligramos por metro cúbico. Y aunque ese tope no se sobrepasó, durante 116 días de este año se registraron medias iguales o superiores en 10 ocasiones frente a las 4 del año anterior.

Compartir el artículo

stats