04 de mayo de 2017
04.05.2017

La reapertura de la planta de ácidos averiada, pendiente del informe de Arcelor

El Principado ve "menos grave" el fallo del martes en baterías y espera recibir toda la documentación por esa segunda incidencia

04.05.2017 | 03:11

El Gobierno regional está a la espera de recibir el informe definitivo de Arcelor-Mittal sobre el escape del gas del pasado 24 de abril en las baterías de coque de Avilés para tomar una decisión definitiva sobre la reapertura de la instalación, según anunció ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez. "Estaremos muy atentos al informe de la empresa", manifestó Martínez, quien avanzó que "si se diesen las condiciones favorables de calidad industrial se podría proceder al levantamiento de la suspensión de la actividad en la planta". De la emisión registrada el pasado martes en las baterías, una emisión difusa en el deshornado de las baterías por un problema en una campana extractora, tal y como informó LA NUEVA ESPAÑA, señaló que se trató de un incidente "menos grave".

En la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente están "a la espera de recibir el informe que la empresa debe remitir conforme a la Autorización Ambiental Integrada" sobre este último incidente para a continuación "actuar como proceda". Como adelantó ayer este periódico, las baterías de coque de Avilés sufrieron el martes una nueva avería, la segunda en ocho días.

Una avería eléctrica registrada en torno a las tres de la tarde del martes hizo que las campanas de aspiración del deshornado de las baterías quedasen fuera de posicionamiento. Una de ellas dejó de funcionar y eso provocó que en uno de los deshornados saliese una gran nube negra a la atmósfera en vez de las habituales de vapor. Ocurrió en torno a las cinco y media de la tarde.

La multinacional comunicó lo sucedido a última hora de ese mismo día a la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente. Fuentes de la compañía incidieron en que "no se produjo una emisión de gases" como la del pasado 24 de abril, pero reconocieron que "no es habitual" que se produzca un fallo como el del martes en las campanas de aspiración. El incidente se produjo en la campana número 4 de los hornos de las baterías de coque y fue aproximadamente a las 17.40 horas cuando se produjo "una emisión difusa" durante un deshornado.

El portavoz del Gobierno asturiano destacó ayer que desde el año 2015 se han abierto 19 expedientes a Arcelor, de los que ocho acabaron en sanciones que suman 740.000 euros, mientras que los otros once "se encuentran en distintas fases de tramitación y ninguno está caducado". En Arcelor-Mittal, dicen estar ya en disposición de reactivar estos días la planta de ácidos donde se desencadenó la nube tóxica, aunque dudan de que vayan a tener permiso del Principado para hacerlo hasta la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído