10 de mayo de 2017
10.05.2017

Los médicos suspenden en alertar a los pacientes sobre los riesgos del tabaco

"Hay que dar información preventiva y mejorar los registros informáticos", aseguran los autores de una investigación sobre el hábito de fumar

10.05.2017 | 02:59
Los residentes del San Agustín, de despedida.
despedida a los residentes.

Los médicos avilesinos de atención primaria suspenden a la hora de alertar a los pacientes sobre los riesgos que conlleva el tabaco. Así lo demuestra una investigación realizada por facultativos residentes del área sanitaria de la comarca, que resultó premiada por la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria. La mitad de los pacientes fumadores aseguran no haber recibido ningún consejo por parte de su médico. Se trata de un porcentaje muy bajo, según señalaron los autores de este estudio: Eloy Díaz, Adrián Estrada, Iris García y Sara Sánchez.

Para elaborar este informe, los investigadores contactaron telefónicamente con 2.000 pacientes, de los que casi uno de cada tres reconocieron ser fumadores. El muestreo fue aleatorio, con pacientes adscritos a los centros de salud de Las Vegas, La Magdalena y La Carriona. Y, de esos que se declaraban fumadores, 371, la mitad, no había recibido orientación ni consejos de su médico relacionados con el tabaquisimo, pese a que así lo indican los protocolos de actuación en atención primaria.

"Los médicos de familia estamos llegando tarde, tendríamos que dar información antes de que ya haya patología, estamos olvidando la prevención", apuntó Sara Sánchez. Otra de las conclusiones del estudio es que la mayor parte de los fumadores no está registrados como tal en el programa informático, el OMI. Esa fue, precisamente, la gran dificultad con la que se encontraron a la hora de hacer el estudio, ya que tuvieron que descartar a los no fumadores mediante la entrevista telefónica.

Otra de las partes del trabajo consistió en analizar las causas de la actuación por parte del personal sanitario. "Intentamos relacionarlo con sobrecarga asistencial... pero no salió concluyente. La principal vinculación que encontramos es que se da menos consejos si el médico es fumador y si el paciente tiene más de 65 años", añadió Sánchez. Las puertas de la investigación continúan abiertas para seguir indagando. Lo que sí constataron, en cambio, es que los consejos para dejar el tabaco llegan siempre que se producen otras patologías asociadas a este consumo.

El estudio fue uno de los que se expusieron ayer en el marco de la despedida a los residentes del área sanitaria avilesina que concluyeron su periodo de formación. En total, una veintena de jóvenes que ya están preparados para incorporarse al mercado laboral. Tres de los cuatro autores de este informe esperan hacerse un hueco en atención primaria, y el cuarto, Adrián Estrada, no está tan interesado en un área en concreto. "Tenemos suerte porque en estas generaciones hay bastante trabajo, aunque eventual", señaló Sara Sánchez. E Iris García añadió: "Por lo menos hay trabajo, hacen falta médicos".

El premio concedido por la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria les reporta un reconocimiento para un trabajo que llevó "muchísimas horas y muchísimo esfuerzo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído