Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de primaria pasan de tener 5 a 7 minutos para atender a cada paciente

Los facultativos aplauden la medida, aunque advierten de que la plantilla se queda corta para cubrir las necesidades crecientes de la población

Pacientes en el centro de salud de Sabugo.

Pacientes en el centro de salud de Sabugo. MARA VILLAMUZA

Dos minutos más por paciente. Este es el tiempo con el que los médicos de primaria del área sanitaria avilesina cuentan cada día desde hace unas semanas. Y así, si cada citación antes era cada cinco minutos, ahora es cada siete. La nueva agenda de los facultativos de centros de salud y ambulatorios también incluye un "recreo" entre las 11.00 y las 11.20 de la mañana que, en función de los casos, pueden aprovechar para descansar o para adelantar el trabajo que se les haya ido atrasando hasta ese momento.

Porque los siete minutos de ahora -o los cinco de antes- son algo sólo válido para la programación, no para la consulta real. Según los médicos consultados, el tiempo de atención varía mucho según el paciente, y puede ir desde tres minutos a un cuarto de hora. Las citaciones comienzan a las 8.30 de la mañana. Este nuevo sistema de regulación de las citas ha comenzado a desarrollarse en el área sanitaria avilesina, pero está previsto que se implante también en más puntos de Asturias.

Los facultativos aplauden en general la medida, aunque con matices. Quienes tienen grupos pequeños de pacientes, porque están en centros de salud con menos carga de trabajo, no tienen nada que objetar. Es más difícil cuando los grupos son grandes, ya que al final el trabajo se les acumula. En cualquier caso, para el paciente es una garantía de mejor atención.

El gran problema, advierten los médicos, está en la falta de reemplazo. Por una parte, no siempre se cubren las bajas y vacantes, con lo que los facultativos que sí están operativos tienen que asumir la carga de trabajo de los ausentes. Y por otra parte, a medio y largo plazo, falta personal preparado para ocupar en un futuro las consultas que vayan dejando quienes se jubilan. "Nadie exige a las universidades que aumenten cupos, y esto deriva en un problema de falta de personal", advierte un médico avilesino.

Desde abril, la mayor parte de los centros de salud del área avilesina se apuntaron al horario continuado de mañanas, de 8.00 a 15.30 horas.

Compartir el artículo

stats