Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Temor a un inminente recorte de la plantilla eventual de médicos de familia

Los facultativos denuncian un plan para reducir casi un tercio el personal y el Principado afirma que se mantendrá o incluso aumentará

Centro de salud de El Quirinal. MARA VILLAMUZA

Alerta en el servicio de Atención Primaria del área sanitaria avilesina. Los médicos de familia eventuales denuncian que la gerencia pretende reducir en más del 30% en 2018 sus puestos de trabajo, lo que a su juicio conllevará "más esperas por parte de los pacientes, un mayor número de consultas cerradas y más tiempo de espera en la atención urgente". Un portavoz de la Consejería de Salud del Principado, en cambio, aseguró ayer que "la previsión es contratar al mismo número de profesionales que este año e incluso a alguno más". Y que, en 2018, además, "se ampliará el número de contrataciones de larga duración" cuando se produzcan bajas prolongadas.

Una treintena de médicos de familia eventuales del Área III sostiene que "la presión asistencial en las consultas de Atención Primaria ha ido progresivamente en aumento este año hasta hacerse insostenible". "En el día a día, se ha hecho habitual cerrar consultas de los centros de salud cuando falta el médico titular, repartir a sus pacientes entre el resto de médicos del centro dejando pocos minutos para la atención y se ha hecho habitual que cada día un facultativo distinto sustituya una consulta e incluso que un paciente tenga que esperar varios días para ser atendido por el médico de cabecera", expusieron ayer los profesionales en un comunicado.

Aseguran que el problema ha llegado a ser de tal gravedad que la treintena de médicos eventuales del área de Avilés han asumido jornadas de más de cincuenta horas semanales entre consultas de mañana y la atención de urgencias de atención primaria. "Ha sido necesario recurrir a médicos de otras zonas de Asturias e incluso de la sanidad privada para poder atender las guardias y las consultas. El futuro no es más halagüeño. Una gran mayoría de los médicos del área de Avilés se jubilarán en los próximos diez años", prosiguieron.

Los afectados subrayan que "la no renovación de los contratos de más del 30% de los médicos eventuales" (en torno a una decena de facultativos) conllevará que muchos de ellos se trasladen a otras áreas de Asturias a otras provincias donde se les han ofertado contratos de larga duración. "Nos preguntamos cómo va a asumir la atención primaria del área III esta reducción de personal si estando al cien por cien de los eventuales contratados y trabajando, en todos los centros de salud del área encontramos a diario consultas sin sustituir, se están denegando permisos a los facultativos y se les solicita que aplacen sus vacaciones por falta de personal que cubra su labor. Defendemos la contratación de todos los médicos eventuales durante de 2018 y que se acabe con esta precariedad laboral", concluyeron.

Por contra, Fuentes de la Consejería de Salud del Gobierno del Principado sostienen que en 2018 se prevé "contratar al mismo número de profesionales que este año e incluso más". "Si durante el transcurso del año se viera la necesidad de incremente las sustituciones no habría cortapisa para hacerlo siempre que exista una necesidad cierta. Además se va a ampliar el número de contrataciones de larga duración", aseguraron ayer desde la administración, a preguntas de este diario.

Compartir el artículo

stats