26 de enero de 2018
26.01.2018
CASTRILLÓN

La hiedra "estrangula" el roble del templo de Santiago del Monte, alertan los vecinos

Los habitantes reclaman una intervención urgente para salvar el árbol, la limpieza del lavadero de Llantero y que se aproveche su manantial

26.01.2018 | 03:09
El roble centenario junto a la iglesia de Santiago del Monte.

El "Quercus robur", el roble centenario que resguarda la iglesia de Santiago del Monte está muriendo, alertan los vecinos. "Está lleno de hiedra, y si no se quita, esa planta trepadora acabará estrangulando uno de los árboles más importantes de Asturias", señaló el concejal de Foro y vecino de la parroquia Víctor Sampedro.

La asociación de vecinos de Santiago del Monte ha tomado cartas en el asunto y busca apoyos para poder salvar el árbol. "Hemos explicado el problema al Arzobispado, pues parece que el roble está en terrenos de su propiedad, junto a la iglesia. Fue en septiembre cuando fui al Arzobispado y me dijeron que se pondrían en contacto conmigo y que vendrían a ver el roble, pero de momento no hay nada", señaló Fernando Ortega, presidente de la asociación de vecinos.

El ejemplar botánico es uno de los diez robles catalogados en el "Inventario de árboles y bosques notables del concejo de Castrillón" que elaboró hace unos años el grupo Mavea. Los vecinos, preocupados, demandan la toma de medidas para evitar la muerte del "quercus robur".

El roble en la plaza de la iglesia dedicada al apóstol Santiago y la capilla de Los Remedios son dos de los elementos que Santiago del Monte ofrece a los peregrinos del Camino. La iglesia resultó dañada durante la guerra civil española y se terminó de reconstruir en el año 1954. Asimismo, en 2013 se realizaron obras de mejora en el tejado: se instaló un coro nuevo (y las escaleras de acceso) y se renovó la instalación eléctrica.

Los vecinos también están preocupados por el mal estado de la fuente de Llantero y por la pérdida de agua del manantial. Los vecinos han pedido en el Ayuntamiento la reparación y limpieza del lavadero. "Pedimos también que se recupere la fuente porque, tanto el lavadero como la fuente pierden mucha agua", manifestó Fernando Ortega.

"Queremos que se aproveche el manantial que los vecinos usamos para el consumo diario ya que tiene agua de muy buena calidad", manifestó el presidente de la asociación vecinal. "El agua que se pierde va al río y las zonas cercanas están encharcadas", añadió.

Los vecinos sostienen que la mejora del lavadero y la fuente, son obras muy necesarias "tanto para los residentes como para los visitantes que, sobre todo durante el verano vienen a la parroquia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído