El primer concierto de la Sociedad Filarmónica Avilesina tuvo lugar en el ya clausurado Pabellón Iris el 28 de enero de 1918. Cien años después, el Cuarteto OSPA (Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias) repitió ayer, en un auditorio de la Casa de Cultura con las butacas llenas, el repertorio original y empleando el mismo piano Stenway del colectivo.

El concierto, interpretado por los músicos Fernando Zorita, Vicente Alamá, Yves-Nicolás Cernea y Mario Bernardo, incluyó tres temas del compositor Edvar Grieg y otras tres de Enrique Fernández Arbós, quien fue director de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Un cuarteto de piano de Robert Schumann, interpretado con el piano Stenway que la Filarmónica adquirió en 1957, puso fin a la cita.