23 de febrero de 2018
23.02.2018

Un geriatra coordinará la atención a los dependientes de las residencias de mayores

El plan pretende "reducir el número de ingresos hospitalarios y la presión en los centros de salud"

23.02.2018 | 03:24
Por la izquierda, la enfermera gestora de casos, Amparo Prieto; el gerente del área avilesina, Enrique González; y la directora de gestión de cuidados y enfermería, Ana Suárez, presentando ayer el programa.

Un geriatra atenderá a las personas mayores de 65 años con alto grado de dependencia que vivan en cualquiera de las 23 residencias de mayores que hay repartidas por el ámbito territorial área sanitaria de Avilés. Esta medida es el punto central del nuevo programa de atención médica presentado ayer por el gerente, Enrique González, del que se beneficiarán 1.380 usuarios: "Todo el dispositivo sanitario conocerá el censo de pacientes que viven en residencias. Los casos más delicados serán atendidos por el geriatra y, el resto, se derivarán según cada patología a la especialidad más apropiada. Con esto, esperamos reducir el número de ingresos hospitalarios y aliviar la presión asistencial de los centros de salud".

La necesidad de implantar este plan responde, según González, al cambio demográfico que la ciudad ha sufrido en los últimos años. "El índice de envejecimiento de Avilés está 17 puntos por encima de la media asturiana y 108 por encima de la española", aseguró. Este baremo calcula el número de habitantes censados mayores de 65 años por cada joven menor de 14. El índice local es de 224.

"Es decir, que por cada joven de 14 años o menos hay más de doscientos habitantes que superan los 65. Avilés, una ciudad que se habitó con la industria, tiene a una población especialmente envejecida. Hay 1.380 personas dentro de nuestra área sanitaria que viven en residencias y de ellas un 55 por ciento tienen un nivel significativo de dependencia", apuntó el gerente. El servicio, por tanto, beneficiará de forma especial a cerca de 760 personas.

Este cambio en el perfil de enfermos, según el informe del programa, ha incrementado los casos crónicos y de pluripatologías, lo que a su vez aumenta el nivel de asistencia médica que necesita cada individuo. "La intención es actuar de forma integradora. El nuevo geriatra está visitando las residencias para extraer un censo de los pacientes más delicados y se dedicará en exclusiva y dentro de la propia institución. Calculamos que serán unos 400 enfermos. Nuestra enfermera gestora de casos, Amparo Prieto, coordinará la atención médica del resto de mayores que la necesiten", resumió González, que espera poder sacar el primer balance de resultados a finales de mayo.

Se activarán, asimismo, varios protocolos de actuación a nivel preventivo para evitar caídas, úlceras por presión, broncoaspiración, infecciones y enfermedades respiratorias crónicas. "El objetivo es aliviar la presión asistencial en los centros de salud más próximos a las residencias, reducir el número de ingresos hospitalarios y optimizar nuestros recursos. Controlaremos mejor el estado de salud de estas personas y nos coordinaremos con otros dispositivos sociosanitarios de la región", explicó González, que manifestó su intención de continuar el programa y extenderlo, próximamente, a la atención en domicilios: "Sabemos que muchos mayores con dependencia viven solos en casa. Ese servicio será más difícil de coordinar, pero la demografía avilesina nos obligará a llevarlo a cabo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine