22 de marzo de 2018
22.03.2018

Una frenética persecución policial por Los Campos se salda con dos detenidos por hurto

Tras estrellar su coche, uno de los infractores trató de esconderse bajo la barbacoa de un patio privado en una vivienda

22.03.2018 | 15:30
Los Campos (Corvera)

Dos jóvenes han sido detenidos en la mañana de ayer tras una frenética persecución por la calles de Los Campos acusados como supuestos autores de un delito de hurto en una empresa de Cancienes. Uno de los capturados es menor de edad y, el otro, un varón de Soto del Barco de 34 años de edad que responde a las iniciales J. A. F. H.

Según explicó la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón en un comunicado, a las 08.45 horas de este pasado miércoles una patrulla de la Guardia Civil de Cancienes observó un vehículo circulando por la AS17 de la localidad corverana cuyas características coincidían con las de un turismo "del que se tenía sospechas de poder hallase implicado en un hurto cometido en la zona los días anteriores". Cuando los agentes deciden pedir la documentación de los ocupantes, el conductor, hasta entonces parado en un semáforo, inició su frenética huida de las autoridades atravesando Los Campos. "Iniciaba la marcha a gran velocidad por el arcén, rebasando por la derecha a los otros turismos que se encontraban parados, saltándose el semáforo, y poniendo con ello en peligro tanto al resto de usuarios de la vía como a los peatones que en esos momentos tenían su semáforo en verde", aseguró la Guardia Civil.

A la carrera los dos infractores acabaron por dañar parte del mobiliario urbano. "Los detenidos hacían caso omiso de las señales tanto de circulación como de los agentes que los intentaban interceptar. En la huida llegaron a impactar primero contra un cierre de una vivienda, ocasionando daños en la valla perimetral y, posteriormente contra un árbol, momento en el que el vehículo no pudo continuar su marcha", apuntó la Comandancia.

Así las cosas, a los dos detenidos nos les quedó otra que seguir huyendo a pie y comenzaron a callejear por las calles residenciales. Los agentes lograron detener en este punto a uno de los varones. Media hora más tarde, se detuvo al segundo infractor, que se encontraba, según las autoridades, "escondido en la parte baja de una barbacoa del patio trasero de una vivienda, donde había saltado el cierre perimetral para entrar".

Al revisar el maletero del vehículo, la Guardia Civil encontró "más de 70 piezas de acero galvanizado que habían sido sustraídas esa misma noche de la empresa HIASA, dedicada a la fabricación de material de señalización de seguridad vial. El valor del material sustraído ascendía a 1.400 euros. En el interior del turismo, se localizó también una tapa de alcantarilla como las que se suelen utilizar para el robo en establecimientos de máquinas recreativas", recoge la nota.

Finalmente, los agentes pudieron comprobar tras consultar las bases policiales, que el conductor, que resultó ser J.A.F.H., de 34 años y vecino de Soto del Barco, tenía retirado el permiso de circulación por sentencia firme, por lo que se procedió a su detención por dos delitos contra la seguridad vial (uno de conducción temeraria y otro de conducir con el permiso de conducir retirado) y otro de hurto. El copiloto, que resultó ser menor de edad, fue detenido por un delito de hurto. Las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Avilés y remitida copia a Fiscalía de Menores

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine