05 de abril de 2018
05.04.2018
CORVERA

Carcajadas para combatir el Parkinson

La risoterapia, que probaron los integrantes de la asociación corverana dedicada a la enfermedad, combate la rigidez muscular y la depresión

05.04.2018 | 01:49
Uno de los ejercicios del taller de risoterapia en la sede de la asociación Parkinson Corvera.

La risa es una medicina que ayuda en cualquier enfermedad y el Parkinson no es una excepción. Marisol Delgado, psicóloga de la asociación de afectados por esta patología en Corvera, lo llevó ayer a la práctica en un taller de risoterapia y la experiencia fue todo un éxito. "Algunos ya lo habían probado y estaban más distendidos; otros estaban más cohibidos, pero en cuanto vieron como iba la sesión, creo que todos lo acabaron disfrutando, que es lo que importa, porque les viene muy bien para sobrellevar la enfermedad", explicó.

Según fueron pasando los minutos, las carcajadas se hacían cada vez más sonoras y las endorfinas, la hormona de la felicidad, se multiplicaron. "Es el primer beneficio de la risoterapia para cualquier persona, pero el Parkinson es una enfermedad que trae consigo muchos trastornos por depresión y esta es una forma de combatirlos", señaló Delgado, colaboradora de LA NUEVA ESPAÑA de Avilés.

Un muñeco levantó las mayores risotadas. La psicóloga propuso a los participantes que le dedicaran palabras de acogida cómo se les ocurriera. Cuando todos lo habían hecho, algunos con palabras cariñosas, tocó repetir, pero esta vez hablando con el compañero que cada uno tenía a su lado: "Salieron momentos desternillantes".

Pero la risoterapia para un enfermo de Parkinson no es solo felicidad, supone también avances físicos. "Uno de los síntomas de la enfermedad es la rigidez de los músculos, que se nota especialmente en la cara. Les cuesta hacer los gestos que permiten mostrar las emociones. Reírse permite relajar los músculos, moverlos y ejercitarlos, es algo que les ayuda mucho", sostiene la psicóloga.

La actividad está dentro de los actos que organiza la asociación con motivo de la Semana Mundial del Parkinson y que continuará mañana con el día de postulación, en las que informarán sobre la enfermedad y la entidad en varias mesas en distintas ubicaciones de Corvera y Avilés. "Lo más importante es que los enfermos y sus familias sepan que cuentan con nosotros. Es lo que da sentido a la asociación", señaló Miguel Ángel Díaz, presidente de Parkinson Corvera, que ayuda en estos momentos a 41 afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook