15 de abril de 2018
15.04.2018
GOZÓN

"Los montes comunales ocupaban los peores suelos", dice el edil de Cultura

Manuel Hernández abre la semana cultural de Heres: "Los grandes hacendados asaltaron muchos de esos terrenos"

15.04.2018 | 03:27
Manuel Hernández.

Luanco, P. PASCUAL

La semana cultural de San Jorge de Heres se abrió con una conferencia sobre "La desamortización de los montes comunales de Gozón", a cargo del concejal de Cultura, Manuel Hernández Barrios. En su recorrido por la historia y la geografía del concejo, Hernández destacó que "los montes comunales de Gozón se hallaban en el contorno montañoso del municipio, ocupando los peores suelos, que tenían un aprovechamiento ganadero, agrícola y forestal". Pese a ser los peores suelos, los recursos obtenidos en esos terrenos comunales "constituían un complemento importante en la economía autárquica de las familias campesinas".

Entre los años 1871 y 1891, esos terrenos comunales fueron vendidos en subasta pública y los adquirió "la burguesía avilesina y expilotos náuticos vinculados al concejo". Como ejemplos, Hernández reseñó el monte Estrellín, que "fue adquirido por Francisco Manuel Graíño por 52.000 pesetas; José García San Miguel, que ostentaba el título de marqués de Teverga, adquirió la Granda de Barreo por 11.500 pesetas; el piloto náutico Aureliano Gutiérrez González pagó 8.700 pesetas por la Granda de Las Ovies; Manuel González Llanos, comerciante y expiloto gijonés, compró la Granda de Viodo por 4.320 pesetas". De la desamortización se libraron terrenos comunales declarados improductivos, como la Sierra de Peroño o el monte Merín.

En los terrenos desamortizados, se construyeron mansiones, como en el monte Estrellín, o se arrendaron a los colonos. También hubo lugar para la especulación: "En algunos casos, los terrenos se dividieron en lotes y los vendieron a los colonos con claros fines especulativos, como La Granda de Las Ovies". La desamortización cambió la fisonomía de los montes comunales: "Los campesinos pudieron hacerse con un trozo de tierra. Y los grandes hacendados participaron en este asalto a los montes comunales ocupando amplios espacios".

Y tuvo otra importante consecuencia esa desamortización. "La cabaña ganadera quedó muy mermada y muchos campesinos se vieron abocados a emigrar a Castrillón (mina de Arnao), a los centros urbanos de la región (fábricas de Gijón) o a ultramar (Cuba y México), perdiendo el municipio de Gozón cerca de 3.000 habitantes en la última década del siglo XIX".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook