Los estibadores sopesan la posibilidad de convocar nuevas huelgas en protesta por el retraso en el desarrollo normativo de la reforma de la estiba. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, pide al sector "un poco más de paciencia" porque la reforma está "en la recta final" y espera aprobarla "cuanto antes". "No tendría mucho sentido en estos momentos generar inestabilidad en el sistema portuario", aseveró el popular. El colectivo de estibadores, que protagonizó varias jornadas de huelga el año pasado, ve "con preocupación" la demora en la aprobación del real decreto que recogerá el reglamento de la nueva ley de la estiba, teniendo en cuenta que el plazo para cerrar los nuevos convenios vence el próximo 14 de mayo.