10 de mayo de 2018
10.05.2018

Los vecinos de la calle de El Vallín urgen el asfaltado de la calzada junto a sus casas

La reforma lleva pendiente desde las obras de alcantarillado realizadas en 2017

10.05.2018 | 04:20
El pequeño Daniel Cuartas, Severino Fernández, Conchi Granda, Antonio Vázquez, Amador Vázquez y Rosario Quintana, ante la calle pendiente de asfaltar en El Vallín.

Los vecinos de la calle de El Vallín, situada en el barrio de Buenavista y próxima al centro comercial de La Carriona, se sienten abandonados por el Ayuntamiento de Avilés. Llevan esperando meses y meses por el asfaltado de la calzada que da servicio a más de una treintena de vecinos y la reforma no acaba de llegar.

"Iban a asfaltar para la pasada primavera y ya pasó casi un año", destaca Conchi Granda, una de los vecinos denunciantes. Actualmente, la calzada que una las viviendas de la calle del Vallín, desde la rotonda de entrada hasta el linde con el centro comercial "es un bache en sí misma". La reforma de la calle que reclaman los vecinos surgió tras las obras de acondicionamiento de la red de alcantarillado ejecutadas el pasado ejercicio. "Hasta hace poco teníamos pozos negros", señalan los vecinos, que aprovecharon la ocasión para solicitar también una renovación de las aceras "que no se tocaron" desde que se construyeron las viviendas en la década de los años cincuenta del pasado siglo.

"A este paso, no sé si nos harán caso, recientemente aprobaron la mejora de treinta y siete calles en todo Avilés y la nuestra no viene incluida, somos los olvidados", apuntan Antonio Vázquez y Conchi Granda. Los vecinos de esa calle del barrio de Buenavista denuncian que "como el resto de los avilesinos" también pagan impuestos y requieren de unas necesidades "que son gran cosa". "Estamos hablando de asfaltar una calle, no creo que lleve tanto tiempo de espera cuando con un simple vistazo se ve claro que esta calle necesita una reparación urgente", destacaron los afectados, hace unos días.

Los baches generan tropiezos inesperados y hay también un número notable de piedras sueltas como consecuencia de las obras de alcantarillado que los vecinos desean que pasen a la historia cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook