12 de mayo de 2018
12.05.2018
GOZÓN

El Alcalde de Gozón busca contra reloj un local para los niños sin plaza en la "escuelina"

"Pido prudencia, queremos cubrir toda la demanda", afirma Jorge Suárez, que se reunirá con el consejero de Educación

12.05.2018 | 13:30
Escuela infantil de Luanco.

Las quejas de las decenas de familias que se han quedado sin plaza en la escuela infantil de Luanco, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, han obligado a las administraciones a mover ficha. El alcalde de Gozón, Jorge Suárez, y el consejero de Educación, Genaro Alonso (ambos del PSOE), se reunirán el próximo martes para buscar una solución de urgencia. Los dos han hablado ya y son conscientes de que hay un problema grave que deben solucionar cuanto antes. A la cita acudirá también el director general de Planificación, Roberto Suárez. El Regidor anunció ayer que ya busca un local municipal para acoger a los pequeños que se han quedado fuera. El Principado es la administración que gestiona la "escuelina".

"Hay que buscar un espacio", afirmó Suárez. "Y no vale cualquiera, debe cumplir varios requisitos. Por ejemplo, que tenga una entrada independiente", añadió. Un requisito que descarta el colegio La Canal, propuesto por algunos padres. No obstante, el Regidor pidió cautela a la hora de tomar una decisión: "Por prudencia, la misma prudencia que pido a quienes están diciendo cosas desafortunadas".

Las obras a realizar en el espacio que finalmente sea seleccionado "correrán a cargo del Ayuntamiento". "No obstante, hay que ver qué modificaciones presupuestarias podemos hacer", indicó Suárez. "El presupuesto es el que es y para hacer una cosa, hay que quitar dinero de otra partida. El presupuesto está ajustado, pero esta situación es una prioridad", añadió el Alcalde, que ha estado "pendiente de este asunto desde el minuto uno".

De momento, son 34 los niños que se han quedado fuera de la lista de admitidos, por 24 que tendrán plaza. "Nuestra intención es cubrir toda la demanda", aseveró con rotundidad Suárez. "Pero dependerá del espacio que podamos tener para acoger a los niños", añadió.

De todas formas, el primer edil es consciente de que el tiempo corre en su contra. "Será muy complicado empezar el curso en septiembre con todo resuelto, aunque haremos todo lo posible", indicó Suárez. "Pero lo que no vamos a hacer es esperar al siguiente curso. En cuanto esté la obra finalizada, se abrirá", añadió, convencido de que, en la reunión del martes, se dará un paso importante para solucionar el problema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído