04 de junio de 2018
04.06.2018

Así se construyó en Avilés el supertelescopio que escudriñará el cosmos

Asturfeito grabó el proceso de soldadura y montaje desde el primer día y ahora muestra el resultado en un vídeo acelerado que condensa los momentos claves del proyecto

04.06.2018 | 23:38
Así se construyó en Avilés el supertelescopio que escudriñará el cosmos

Apenas le quedaban 50 días al año 2014 para despedirse cuando LA NUEVA ESPAÑA de Avilés informó de la inminente construcción en Avilés de un ingenio llamado a revolucionar la exploración del cosmos: el supertelescopio LSST, un gigantesco aparato diseñado para alojar la cámara de fotos más grande del mundo y cuyo armazón de casi 400 toneladas de peso sería armado en el taller avilesino de la empresa Asturfeito.

Meses más tarde, ya en 2016, comenzaron los trabajos que permitieron culminar el proyecto, presentado en sociedad el pasado 4 de mayo con la presencia del Presidente del Principado, Javier Fernández, entre otras autoridades. Los técnicos de Asturfeito tuvieron la idea de montar una cámara de vídeo fija en un punto elevado del taller donde iba a tomar forma el telescopio y grabaron desde el minuto 1 todo el proceso. El resultado de esas grabaciones ha sido un vídeo acelerado (accesible en el enlace adjunto) que muestra cómo fue tomando forma la pieza. Un "make in off" para la historia.

El Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (ese es su nombre "oficial") se ubicará en Chile, en cerro Pachón, y está llamado a marcar un hito en el estudio del cosmos y sus secretos. La firma asturiana Asturfeito suministra el esqueleto del gran telescopio: un armazón metálico de casi 16 metros de diámetro y 375 toneladas de peso (el equivalente a unos 320 coches) que permitirá mover el complejo sistema y que albergará la cámara de fotos más grande del mundo, de 3.200 megapíxeles.

La montura que se ultima estos días en Asturfeito incluye dos kilómetros y medios de tuberías, de tres milímetros de espesor, y mil cables de diferentes tipos (de datos, de potencia, de refrigeración...) que suman una longitud de unos 50 kilómetros. El conjunto del LSST tiene un presupuesto de unos 700 millones de euros.

Asturfeito consiguió el contrato en 2014, como adelantó este periódico, y concluirá este verano la fabricación del telescopio en las naves del Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). El coloso de ingeniería fabricado en Avilés saldrá por el puerto local despiezado el año que viene y se volverá a montar de nuevo en destino, en Chile, a 2.600 metros de altitud. Está previsto que el LSST empiece a funcionar en fase de pruebas en 2019. Se trata del mayor proyecto financiado por la Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos (NSF) y tiene corazón asturiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook