15 de junio de 2018
15.06.2018

El conductor que atropelló a un peatón en Buenavista acepta su culpabilidad

Las partes llegan a un acuerdo para dejar la pena en la retirada del carné por un año

15.06.2018 | 03:35

Un conductor que responde a las iniciales J. F. R. aceptó ayer una pena de dos años de cárcel y uno de retirada de carné por atropellar a un peatón, que murió dos días después. Al carecer de antecedentes penales, la jueza acordó en este caso reducir la condena, que se ha quedado en un año de retirada del permiso de conducción que se hace efectiva desde hoy y finalizará el 14 de junio de 2019. Las partes implicadas alcanzaron un acuerdo de conformidad.

En un principio, la pena solicitada por el Ministerio Fiscal era de dos años de cárcel y otros dos de retirada de carné para el conductor. La vista oral se celebró ayer a las 11.30 horas en el juzgado de lo Penal número 1 de Avilés. La defensa del acusado solicitó la suspensión de la pena de cárcel y después de que ni la acusación particular ni la Fiscalía hicieran objeción alguna, la juez aceptó la petición. La sesión comenzó poco después de las 11.30 horas de la mañana de ayer.

El hombre ha sido condenado por homicidio imprudente por el atropello ocurrido el pasado 15 de diciembre de 2017 cuando conducía por la zona de Buenavista y por motivos que se desconocen atropelló a un peatón con su Citröen modelo C5. En un principio, la víctima, el avilesino A. J. J. de 67 años presentaba heridas graves, pero que no eran necesariamente mortales.

El lugar de los hechos es el paso de cebra existente enfrente del centro comercial El Corte Inglés, en la carretera que comunica la ciudad con Grado, una zona en la que durante los últimos años se produjeron otros sucesos similares, pero sin consecuencias mortales, como el atropello en 2009 de una persona de 83 años.

En su momento, la Policía Local de Avilés detuvo al conductor para tomarle declaración y, posteriormente, ponerlo a disposición judicial por lo que entonces se catalogó como un presunto delito de lesiones por imprudencia grave.

Como consecuencia del golpe del coche con el avilesino de 67 años, el viandante sufrió policontusiones que concluyeron con su posterior fallecimiento, dos días más tarde, en el hospital. Los perjudicados renunciaron al ejercicio de las acciones civiles al haber sido indemnizados por la compañía aseguradora del vehículo implicado en el accidente. El ahora condenado tendrá también que abonar las costas procesales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine