22 de junio de 2018
22.06.2018

La música puede con todo

El "conciertazo" del Parche se desplaza por la lluvia a la Casa de Cultura, abarrotada - Alumnos del Conservatorio leyeron frases con el pianista Carlos Galán y Tejedor en el escenario

22.06.2018 | 03:35
Los coros avilesinos cantan "Va pensiero" junto a la banda del Conservatorio y la de Música, ayer, en el auditorio de la Casa de Cultura.

La música es camaleónica y ayer lo demostró una vez más, con un triunfo arrollador. La lluvia chafó el gran concierto previsto en la plaza de España con más de 150 artistas avilesinos. Sin embargo, había un plan B: actuar en el auditorio de la Casa de la Cultura, que se llenó hasta la bandera de amantes de las notas, de los acordes y los ritmos. No hubo quejas por el cambio inevitable. Eso sí, alguno se imaginaba cómo podría haber sonado el espectáculo al aire libre, pensado además para inaugurar el verano. El estío se hace de rogar y, por eso, fue más recomendable un lugar cerrado para el Día de la Música.

La banda de música de Avilés se fusionó con la del Conservatorio y juntas crearon la banda de Avilés. Dirigidos por Iván Cuervo y Daniel Santos, los intérpretes, algunos muy jóvenes, mostraron la calidad musical de la villa. Tocaron pasodobles como "Churumbelerías", que abrió la sesión, y "La Pícara Molinera". Sonaron también bandas sonoras compuestas por John Williams y también la de James Bond. El pasodoble "Amparito Roca" y Danzón número 2 dieron paso a "La rapacina", que contó además con la presencia a mitad de tema del gaitero José Manuel Tejedor. Todo iba sobre ruedas. Mientras tanto, las voces de la coral avilesina, del centro asturiano, del coro del conservatorio y "Amigos de Sabugo" esperaban a entrar a escena. Estaban entre bambalinas y con las carpetas preparadas. Llegó su momento. Suenan los primeros acordes del "Va Pensiero" de Giusseppe de Verdi y las voces comienzan a entonar una melodía que más de uno tarareó a duras penas desde el público.

Cuando el programa del concierto tocaba a su fin, quedaba aún una sorpresa. El director del Conservatorio, Carlos Galán, se sentó al piano y Tejedor y otra flautista ambientaron el auditorio para que seis alumnos del conservatorio leyeran otras tantas frases que ensalzaban la importancia de la música. Cada uno portaba una letra de la palabra "Música". Sara Dacosta portaba la "A", Pedro Sánchez la "C", Sofía Cuervo la "I", Gael Castro la "S", Lía Solís la "U" y Pablo Niño llevaba una cartulina con la letra "M". "La música es el centro de nuestro ser", "la música tiene una llave mágica" y "donde las palabras faltan, la música habla" fueron algunos extractos de las frases que pronunciaron los pequeños en una jornada en la que Avilés volvió a vibrar con la música. Y todo pese a que lluvia quería acabar con todo. "Es Avilés" cerró el espectáculo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook