27 de junio de 2018
27.06.2018

Soto del Barco cobra conciencia femenina

El pequeño concejo del Bajo Nalón vive una edad dorada del asociacionismo con tres colectivos que dan cauce e impulso a las inquietudes de las mujeres

27.06.2018 | 03:37
Arriba, el colectivo de amas de casa de La Arena y acompañantes posan durante una de las excursiones que organiza la entidad; en el centro, el taller de costura de la asociación de mujeres Margot Lorente; sobre estas líneas, socias de Selena vestidas de indianas en el desfile de carrozas de San Isidro celebrado este año y, a la derecha, en su sede.

La última década ha sido la de la explosión del asociacionismo femenino en Soto del Barco, un concejo que no llega a los cuatro mil habitantes y en el que, según las presidentas de los tres colectivos existentes formados exclusivamente por mujeres, hay 220 inscritas, una cifra que además no deja de crecer. Nadie tiene una explicación para este fenómeno, más allá del proverbial carácter asociativo del concejo sotobarquense; si acaso, opina Ana Iglesias, la fundadora de la asociación de mujeres Selena, "que había muy pocas actividades para nosotras en el concejo y la entrada en escena con buen pie de las asociaciones generó muchos comentarios favorables y la participación subió como la espuma". Es decir, efecto imitación: se corrió la voz y más mujeres se quisieron subir al carro.

Corría octubre de 2011 y Selena fue constituida como asociación con apenas tres socias, treinta el día de su puesta de largo en la Casa de Cultura de Soto. Hoy dicen ser unas setenta "de todas las edades, del medio rural y del urbano y de toda condición económica y política", recalca la presidenta. El detonante de la constitución de Selena fue el empeño que puso la entonces responsable municipal de voluntariado, que convenció a Ana Iglesias para que reprodujera en Soto del Barco la exitosa experiencia de la asociación de mujeres Dulce Chacón de Castrillón, a la que pertenecía.

Selena disfruta, como las otras dos asociaciones femeninas -la de amas de casa de La Arena y la que lleva por nombre el de la recordada concejala Margot Lorente, fallecida en 2013- de un local municipal para sus actividades. En ninguno de los tres colectivos escatiman elogios para el apoyo logístico que les presta el Ayuntamiento y subrayan su "receptividad", aunque tampoco verían mal que las subvenciones fuesen un poco más generosas. "Con 15 euros de cuota que pagamos al año no da para mucho, la verdad", apunta Ana Iglesias.

De una escisión de Selena producida hace dos año surgió la asociación Margot Lorente, cuya presidenta es Amelia Murias García. "Elegimos el nombre de Margot por haber sido una mujer de Soto que hizo una encomiable labor en pro de la cultura y las mujeres", explica la portavoz de un colectivo que tiene a gala mantener viva la llama reivindicativa de la causa femenina. "Pienso que participar en una asociación femenina debe ser para algo más que para hacer ganchillo e ir de excursión, que también", opina Murias. Y con esos principios por banderas, las mujeres de la asociación Margot Lorente (medio centenar de socias) suelen estar en primera fila de cuantos actos se organizan en el concejo relativos a la igualdad de oportunidades, la defensa de los derechos de las mujeres, la denuncia del maltrato y causas similares.

Amelia Murias tiene constatado que "a las mujeres parece costarnos más trabajo dar el paso de asociarnos y reunirnos en torno a asuntos de nuestro interés, unas por temas laborales o la dificultad de conciliar trabajo y hogar, otras porque son mayores y se ocupan del cuidado de los nietos..." pero es optimista de cara al futuro porque aprecia "un creciente grado de concienciación sobre las problemáticas que afectan a las mujeres".

Las tres asociaciones de mujeres de Soto del Barco tienen en común una gran querencia viajera, como demuestra que raro es el trimestre en el que no programan algún viaje, y la organización de talleres de todo tipo que sirven tanto como excusa para el encuentro de las socias como para aprender nuevas habilidades o exhibir las dotes artísticas, caso del grupo teatral que forman las mujeres de la asociación Selena y que este sábado tiene previsto estrenar una obra en las jornadas teatrales a celebrar en la Casa de Cultura de Soto del Barco.

La tercera asociación con presencia en el concejo es, en realidad, la pionera: la de amas de casa de La Arena, fundada en 1982 por Elena Fernández, aún hoy presidenta de la entidad. "Deben de estar tan contentas conmigo como estaba España con el 'gallego'", dice bromeando en alusión a Mariano Rajoy.

Las reuniones del colectivo de amas de casa de La Arena, que tiene un centenar de socias, sirven para comentar y analizar la actualidad -"tocamos todos los temas, ya sea la política o 'La Manada'", explica la presidenta- para programar viajes, organizar cursillos o poner en marcha iniciativas tanto de interés local, caso de la reivindicación de la construcción de la pasarela sobre el río Nalón para unir La Arena con San Esteban, como de ámbito general, por ejemplo las cuestaciones periódicas para recaudar dinero que ayude a investigar la curación del cáncer.

Estas asociaciones, según asegura el alcalde del concejo, Jaime Menéndez Corrales, gozan del aprecio del Ayuntamiento por la contribución social que realizan y, más aún, por la decidida participación que tienen en muchos de los actos públicos y fiestas del concejo. Y es que son frecuentes las colaboraciones culturales y lúdicas, lo que repercute en un mayor lucimiento de las actividades. Para muestra, un botón: las vistosas carrozas que construyeron las asociaciones Margot Lorente y Selena para participar en el reciente desfile popular de San Isidro, primer y tercer premio respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído