05 de julio de 2018
05.07.2018

El trasplante de Iris, "un éxito"

La joven que inició una campaña en busca de un donante se recupera tras la operación "Está tranquila", dice su madre

05.07.2018 | 03:33
Iris Suárez, en su habitación del HUCA.

Eran aproximadamente las 13.30 horas de ayer cuando Iris Suárez entraba a quirófano en el HUCA para someterse a un trasplante de médula ósea. La joven corverana, que tenía 14 años cuando en 2016 se le diagnosticó una leucemia linfoblástica aguda, no ha dejado de luchar desde entonces contra esta dura enfermedad. Su familia inició el año pasado una campaña para buscar un donante, que recibió el apoyo de miles de asturianos.

El caso de Iris fue muy apoyado en redes sociales, a través de las cuales su profesora del colegio Salesianos, Mar Sánchez, dio a conocer el difícil momento que atravesaba su alumna. También tuvo el respaldo por páginas como "Médula para todos", un grupo de voluntarios que lucha por dar a conocer la importancia de la donación.

Esta difusión social ha sido clave a la hora de encontrar un donante compatible, ya que tras sufrir una recaída el pasado mes de noviembre, la joven ha tenido que someterse a duras sesiones de quimioterapia previas a la intervención para lograr los mejores resultados posibles. Tras la operación, la pequeña Iris se recupera en su habitación del hospital. "Esta tranquila, viendo los dibujos animados", contaba ayer Ana Belén Trelles, su madre. "Según otros casos similares de los que he tenido constancia, podríamos irnos a casa y continuar desde allí con la recuperación en un mes, si todo va bien. Primero tiene que recuperar fuerzas y generar defensas para salir a la calle" comentaba.

"Está algo cansada, han sido muchas sesiones de quimioterapia para prevenir los posibles efectos secundarios, tiene vómitos y dolores, pero poco a poco se recuperará. De momento, ha sido un éxito", explicaba Trelles. Tras este transplante medular, a Iris le queda por delante una lenta recuperación, pero como comentaba su madre: "La esperanza es lo último que se pierde".

Gracias a la solidaridad de cientos de donantes, la joven ha conseguido encontrar una compatibilidad idónea para su caso que, si todo sale según lo previsto, hará que pueda recuperar la calidad de vida que tenía antes de comenzar este duro proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook