07 de julio de 2018
07.07.2018
ÚLTIMA HORA
Abatido por la policía en Estrasburgo el terrorista que mató a tres personas

Un problema que se agrava por la falta de una perrera municipal

07.07.2018 | 02:25

El desmantelamiento de un refugio ilegal de perros en el barrio de La Luz pone de manifiesto una vez más el problema de la comarca por la falta de una perrera. Avilés, como ciudad de más de 50.000 habitantes, tiene a obligación de contar con un albergue, mientras que el resto de concejos deben contar con un depósito de animales. Tras años de intentos infructuosos de construir una instalación adecuada en alguna parcela de la zona, en 2016, los ayuntamientos de la comarca comenzaron a dar los pasos para unirse y constituir un ente para la apertura de esa perrera. La fórmula elegida, un consorcio del que finalmente forman parte Avilés, Castrillón, Corvera, Gozón, Illas, Soto del Barco, Carreño, Muros de Nalón, Pravia, Las Regueras, Candamo y Llanera.

Ahora, el siguiente paso será la aprobación del presupuesto del consorcio -cada municipio aportará una cantidad de dinero en función del número de habitantes- y la posterior compra de la parcela para construir la perrera. Los ayuntamientos tienen que sacar adelante un pliego de condiciones para la adquisición de los terrenos. La previsión es que la licitación se cierre antes de final de este año, por lo que el complejo ya podría estar listo en 2019.

En la parcela se construirá un edificio "funcional" y el resto se habilitará como zona verde y de esparcimiento para los animales recogidos. La idea no es sólo que funcione como depósito de animales abandonados, sino también como un centro de estancia temporal para que los dueños puedan dejar a los perros. Tendrá una zona verde de ocio para que también puedan ir familias a ver a los animales o ir con los suyos a jugar, una idea que se exporta de varios países europeos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook