08 de julio de 2018
08.07.2018

La retirada de basura centra los trabajos de desmantelamiento de la perrera ilegal de La Luz

La Protectora ha desalojado ya a 44 canes

08.07.2018 | 01:47
Uno de los canes, el pasado jueves en la perrera ilegal de La Luz.

Los teléfonos de la Protectora del Principado echan humo. En total, desde el jueves, 44 perros y un gato han salido de la perrera ilegal de La Luz que está siendo desmantelada por orden judicial, con destino a varias protectoras. Está previsto que dos asociaciones más lleguen hoy al barrio avilesino para trasladar más canes. Se estima que las labores de desalojo de los animales sigan, al menos, otros dos días. Ayer, los trabajos (entre fuertes hedores) se centraron en la recogida de basura, la limpieza de las instalaciones y las inspecciones veterinarias de los canes; además, otro perro fue trasladado por la asociación Alma Animal. Otra entidad se ha puesto en contacto con la Protectora para acoger más animales.

Más de diez personas trabajaban ayer en la recogida de basura de la perrera, que llegó a tener 147 canes. Alejandra Mier, de la Fundación Protectora del Principado, afirma que "tenemos que terminar este fin de semana". Por su parte, los responsables de los chamizos aseguran que no pierden el ánimo y que lo mejor era que se cerraran las instalaciones. Sin embargo, acusan al consistorio local de no aprobar el proyecto de reforma que presentaron hace más de una década. "La perrera está bien cerrada. Las instalaciones estaban impracticables; lo único que nos preocupa es lo que se va a hacer con los perros", resumen.

Uno de los responsables del recinto, Raúl Robles, señala que desde las protectoras se busca hacer negocio con los canes más jóvenes y sacrificar a los que pasen de 15 años. "No queremos que se sacrifique a los perros", dice Robles, a la par que asegura que la mayoría de los canes están en buen estado. Desde la Protectora del Principado, niegan las afirmaciones del posible ánimo de lucro.

Por otro lado, una de las perras, pastora alemana de 12 años, ha tenido que ser sacrificada. Pero desde la Protectora del Principado rechazan que haya sido por vejez. "Las chicas de Alma Animal se llevaron a la perra en un terrible estado. Se hospitalizó y, por consejo veterinario, la tuvieron que eutanasiar", relatan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído