11 de julio de 2018
11.07.2018
 

Los tránsfugas reniegan de su secretario regional, acusado de falsear el currículum

"Le vamos a pedir explicaciones", aseguran los concejales, que se desvinculan de Sergio Huerta, líder de UCIN en Asturias y nuevo ojeador del Avilés

11.07.2018 | 03:16
Sergio Huerta, sentado a la derecha, junto a Francisco Zarracina y Ángel Montealegre, líder nacional de UCIN. De pie, por la izquierda, Alfonso Araujo, Javier Puertas, Marta Fernández del Viso y Constantino Álvarez, en el Palacio de Ferrera durante la presentación del partido en Avilés.

Los tres ediles tránsfugas del Ayuntamiento trataron ayer de poner tierra de por medio con Sergio Huerta, secretario regional del partido UCIN, al que se unieron después de dejar el PP hace unos meses. Diferentes fuentes acusan a Huerta de haber inflado su currículum con gigantescas mentiras. Los ediles Alfonso Araujo, Constantino Álvarez y Francisco Araujo se aferraron a su "carácter municipalista" para marcar distancias con el líder de su formación en Asturias, recientemente fichado por el Real Avilés como jefe de ojeadores y de comunicación. "Le pediremos explicaciones la próxima semana, pero UCIN Avilés no tiene nada que ver UCIN Asturias", indicó Zarrazina, que ejerce de presidente local.

Huerta tiene 25 años y en su hoja de servicios aparecen 22 cargos. Afirma haber trabajado en siete clubes de fútbol antes de su llegada al Suárez Puerta. Entre ellos, dos equipos de la comarca: el Marino de Luanco y el Podes. Ambas entidades han negado que ocupara ningún cargo en su organigrama. El presidente del Podes, José Ramón Méndez, llegó a asegurar que Huerta "actuó a sus espaldas para negociar la cesión de Rachid, futbolista profesional del Sporting de Gijón".

"Nos ha pillado un poco de sorpresa", admitió ayer Constantino Álvarez, coordinador de UCIN en Avilés. "Ha dado explicaciones y no creo que tenga nada que ver con nosotros. Lo que haya hecho se suscribe al ámbito personal", concretó el edil sobre Huerta, quien manifestó el pasado lunes que todas las acusaciones se debían "a la envidia" por sus presuntos contactos. "Yo he venido a trabajar al Real Avilés para recuperar la ilusión de la ciudad. Quien ha dicho todo eso lo único que quiere es desestabilizar al club", se defendió el nuevo ojeador ovetense.

Por su parte, Alfonso Araujo, secretario general de UCIN en Avilés, fue quien más se explayó en el caso. "Él no es el secretario general de nuestro partido porque UCIN Avilés no tiene nada que ver con otras sucursales que pueda tener el partido. UCIN es un partido municipalista e independiente, horizontal y verticalmente. No respondemos por lo que pasa fuera de Avilés", clarificó. Araujo profundizó en la cuestión de Huerta. "No sé cuales son sus funciones como secretario general del partido en Asturias. Habría que preguntárselo a él mismo. Nosotros no tenemos la estructura jerárquica del Partido Popular. A nosotros, solo nos preocupa esta ciudad", quiso remarcar.

El secretario general de UCIN a nivel local, muy aficionado a los deportes y conocido seguidor de varios clubes de la ciudad, evaluó la situación en la que se encuentra el Real Avilés. "Habría que preguntarle a la concejala de Deportes, Ana Hevia, a ver en qué situación se encuentra el club. Cuánto debe a las arcas municipales o si somos nosotros los que le debemos", dijo Araujo. "Desde luego a mí me gustaría saber más de lo que se cuece en el Avilés, que hubiera más transparencia. Pero en la concejalía de Deportes hay un gran problema: es siempre de deportes y otra cosa. Yo apostaría por una súper concejalía única y exclusiva de deportes", valoró el concejal.

Sergio Huerta rechazó ayer hacer declaraciones sobre su papel en UCIN. Por ahora, han desmentido su hoja de servicios el Marino de Luanco, el Podes y el CF Salmantino. Afirmó haber colaborado también en el Sporting de Gijón, aunque en Mareo "nadie sabe quién es".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook