Los 3.000 metros cuadrados de la Escuela Superior de Arte se dividen en tres plantas y sala de máquinas. El edificio, con fachada de muros de hormigón y acero corten, se caracteriza por los espacios amplios y luminosos.