Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fieles de la Magdalena exigen al Arzobispo frenar el traslado del párroco

"No se puede cambiar de cura cada tres años", aseguran los feligreses, que han enviado cartas al prelado

La iglesia de la Magdalena.

La iglesia de la Magdalena.

La decisión del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, de trasladar al cura de la Magdalena, Alfonso Abel Vázquez, a Llaranes y a El Pozón ha levantado una intensa polvareda en el barrio. Numerosos fieles acaban de enviar cartas al prelado para que revoque la medida y sopesan incluso iniciar una recogida de firmas para frenarla. "No podemos cambiar de cura cada tres años, casi no da tiempo a que los feligreses lo conozcan", explica Celso García, uno de los promotores de la iniciativa, que alaba la labor del actual párroco desde que llegó a la Magdalena: "Siempre fue muy trabajador". Si nada cambia, tendrá que irse en septiembre y será sustituido por David Cuenca, actualmente en Valencia.

Esa opinión es compartida por más fieles, como Cristina Villaverde, que ya ha enviado su misiva a las autoridades eclesiásticas en favor del actual párroco. "No puede ser que ahora nos pongan otro", señala. Además, resalta que Alfonso Abel Vázquez "ha hecho mucho por la parroquia, por la iglesia y por los niños". "No consultaron con los feligreses a la hora de decidir esos cambios", añade Celso García. El cura agradeció ayer el "cariño de los feligreses" a preguntas de este periódico. No quiso añadir nada más.

Vázquez será sustituido en la parroquia por David Cuenca. El nuevo cura de la Magdalena y por extensión de las parroquias de Versalles, San Agustín y Villa, ésta última en Corvera, es natural de Gijón y actualmente ejerce como capellán de Nuestra Señora de los Desamparados, en Valencia. Pidió regresar a Asturias, entre otros motivos, para estar cerca de su madre. Fue ordenado sacerdote hace ocho años.

Mientras tanto, Alfonso Abel Vázquez tiene pensado seguir en el día a día de la Magdalena y prefiere mantenerse al margen de polémicas. Ayer, destacó que mañana, domingo 22 de julio, la parroquia celebrará una misa con posterior procesión para celebrar su día grande. La homilía comenzará a las 13.00 horas en el templo. Un acto que tratará de evitar la polémica por el cambio de cura.

Compartir el artículo

stats