Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

GABRIEL ALZOLA | Presidente de la asociación vecinal de Llaranes

"Hacen falta jóvenes, me daría pena tener que cerrar la entidad que fundé"

"El barrio está bien, necesita labores de mantenimiento, como el rebaje de las aceras, además de la limpieza y el desbroce de varias calles"

Gabriel Alzola.

Gabriel Alzola. MARA VILLAMUZA

Gabriel Alzola es el presidente de la asociación de vecinos "Santa Bárbara" de Llaranes. Lleva la "intemerata" formando parte de la entidad. "Entré en 1991 a la junta directiva y, más tarde, me tomé cuatro años sabáticos", señala uno de los líderes vecinales de Avilés con más tiempo en el cargo. Alzola será además el pregonero de las fiestas de San Lorenzo, que coordina la Comisión de festejos. La lectura tendrá lugar el próximo día 10 de agosto.

- ¿Cómo ha cambiado el barrio de Llaranes desde que forma parte de la asociación?

-Hicimos muchas cosas desde entonces. Es más, la asociación de vecinos nació para preservar la identidad del barrio porque había un bulo de que querían tirarlo todo y construir de nuevo. Al final no se dio porque lo peleamos.

- ¿Cómo está el barrio en la actualidad?

-Está bastante bien. Tenemos problemas de mantenimiento, hace falta habilitar pasos para discapacitados y algún rebaje de aceras, que ya hablamos con la asociación de discapacitados (Difac). También hay que eliminar la maleza existente junto al apeadero de tren Villalegre, que nosotros llamamos la estación, ya que cubre parte de la carretera, hace falta más limpieza y desbroce en el tramo desde la avenida de Gijón a Bustiello y lo mismo ocurre en la zona de Las Niñadas, en Llaranes viejo.

- ¿Cómo se vive en Llaranes?

-Vivimos muchos jubilados de Ensidesa, tenemos viudas con problemas con pensiones reducidas. Ahora tenemos un problema porque hay personas que se niegan a que haya una inspección de edificios en su casa por el simple hecho de que las construcciones tienen más de cincuenta años, pero hay una ley y tenemos que cumplirla. Es obligatorio hacerlo y sobre todo, tener en cuenta que la ley vela por la seguridad de los inmuebles. Estamos debatiendo posibles ayudas para este fin para las personas que tienen más dificultades y puedan pagar esa revisión de los edificios. Creo que ronda los sesenta euros.

- ¿La asociación de vecinos también habrá cambiado con respecto a cuando usted empezó en la junta directiva?

-El principal cambio está en la gente que participa en la asociación. Antes había más gente joven que se implicaba, ahora los jóvenes no quieren saber nada. Habría que preguntarles a ellos porque no quieren hacer cosas por el barrio en la asociación. Reclamamos una renovación de la junta directiva porque necesitamos ideas nuevas, gente joven. Llevo planteando esta idea mucho tiempo, me quedan dos años de mandato y me daría mucha pena tener que cerrar la asociación que fundé si no viene gente.

- ¿Cuál es la media de edad de los miembros de la asociación de vecinos "Santa Bárbara"?

-Debe estar en los cincuenta años. El vicepresidente, Francisco Redondo, está como yo, jubilado, y luego el secretario, Luciano Carral, debe rondar los cincuenta años. También tenemos jóvenes en la Vocalía juvenil como Aarón Macías y Guillermo González, pero necesitamos más.

Compartir el artículo

stats