Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luanco, a vista de ordenador

El artista local Eduardo Lusarreta expone imágenes de su localidad realizadas gracias a las nuevas tecnologías

Eduardo Lusarreta, delante de dos de sus creaciones.

Eduardo Lusarreta, delante de dos de sus creaciones. P. P.

Son muchos los artistas que han reflejado su visión de Luanco a través de pinturas o de fotografías. Los mismos lugares con una idea diferente. Hasta el miércoles, hay la oportunidad de conocer la aportación de Eduardo Lusarreta (Luanco, 1966), que exhibe parte de su obra en el local hostelero de la plaza de la Ribera, número 11. Una colección estrechamente vinculada a las nuevas tecnologías.

La carrera artística de Lusarreta era conocida por sus grabados y plumillas, pero ahora recurre a la faceta que ha desarrollado profesionalmente: el diseño. Con el ordenador como principal herramienta y los programas de diseño como su propia extensión, el artista luanquín presenta nueve imágenes muy potentes de la villa. Luanco es el tema y la tecnología, el medio.

"El abanico de posibilidades que se abre con las herramientas digitales es enorme", asegura. Y, a ello, se está aplicando, iniciando una nueva etapa profesional y artística. La exposición tiene un "ámbito local" y ha buscado un local adecuado: "Surgió la oportunidad de exponer en un local pequeño, agradable, perfecto para esta exposición con nueve obras". En la sala no hay ninguna pared blanca, así que "todos los marcos son blancos, resaltan la obra y no destacan por encima de ella, como pasa algunas veces". En este local, también tiene la opción de ver la reacción de la gente: "Quiero ver cómo reaccionan, qué opinan, para saber cuál es el camino a seguir. De momento, parece que está gustando".

La exposición es el primer paso en la experimentación del diseño digital que lleva a cabo Lusarreta. "Estoy empezando en este mundo a nivel artístico", comenta, aunque lo conoce a la perfección por su trabajo como profesional. "Es un arte nuevo y la gente se interesa por ello. Está en una continua evolución y no se sabe dónde va a acabar", añade.

Fuerza en la imagen, colores vivos, mezcla del nuevo arte con la historia y tradición de Luanco. El puerto viejo, La Baragaña, La Ribera... Los rincones de todos, pero expuestos con la mirada del diseñador. Ahora, Lusarreta se plantea otra mirada a Luanco, desde la mar. Habrá que estar atentos.

Compartir el artículo

stats