Los vecinos de San Miguel de Quiloño celebraron ayer su fiesta sacramental con una misa solemne en la iglesia. Tras la homilia, los feligreses participaron en una procesión por la parroquia y a continuación, los asistentes degustaron un aperitivo que simboliza la unión vecinal (en la imagen), informa I. MONTES.