Noche de infarto para un taxista avilesino. Un ladrón sin identificar por el momento hirió en la mano y en el cuello a un conductor profesional con un cuchillo de 31 centímetros de longitud y una hoja de 18,5 centímetros. El caco exigía la caja, según medios policiales.

El taxista recogió al supuesto atracador en la plaza del Carbayedo y lo llevó hasta la calle Valdés Salas, en La Magdalena, donde se desarrollaron los hechos. Después de un pequeño forcejeo, el taxista logró zafarse con heridas leves. El delincuente también huyó, pero dejó olvidada el arma en el vehículo.

El taxista presentó el cuchillo como prueba para avalar su denuncia ante los agentes de la Policía Local, siempre según ha podido saber este diario. El caso quedó luego en manos de la Policía Nacional de Avilés, que en estos momentos investiga los hechos.