La XVII edición del festival de longboard de Salinas, que se clausuró el domingo por la tarde, ha vuelto a ser motivo de crítica de los vecinos, como en años anteriores. La gran afluencia de gente, que el domingo coincidió con una excelente jornada de playa, ha desatado los reproches de residentes y hosteleros. "El festival se ha desmadrado con la complicidad del Ayuntamiento de Castrillón", señaló Javier Yáñez. "Los primeros años estaba bien pero hace ya tiempo que es insufrible. Aunque este año no hubo acampada popular, la limpieza es escasa y la gente o no usa los aseos móviles o no hay suficientes", se quejó Manuel Cuetos. "El Ayuntamiento ha hecho dejación de funciones; todo es un despropósito: el uso de suelo público la suciedad...", añadió Yáñez.

El sábado por la noche el problema se acentuó porque el transporte público no fue suficiente. "Los autobuses, búhos, con Avilés y Piedras Blancas no fueron suficientes y luego está la problemática de los taxis en la comarca que, como en otras fiestas multitudinarias no cubren la demanda por la prohibición de trabajar en concejos ajenos", se quejaron muchos usuarios.

No obstante, la organización del evento hace un balance positivo. "Se ha notado la falta de área de acampada a ciertas horas, pero la afluencia de público ha sido impresionante, tanto de día como por la noche", señaló la organización en un comunicado.

La concejala de Turismo y de Interior de Castrillón, Mar González (IU), también hace un balance positivo. "El festival ha sido más tranquilo que otros años y no hubo incidentes", dijo. "Según los informes de la Policía Local se cumplieron a rajatabla los horarios de los conciertos. Y no hubo incidentes ni ningún destrozo. Todos los servicios municipales funcionaron con normalidad", añadió.

La concejala manifestó que la escasez de taxis "es un problema que se da en todas las fiestas pero no me consta que se hubiera dado estos días en Salinas". Mar González manifestó que los búhos que comunican toda la noche de los sábados Castrillón, Avilés y Corvera funcionaron con normalidad. "La organización del festival anunció que iba a incrementar el servicio para suplir la falta de acampada", concluyó la edil.