Fernando de Magallanes abrió las puertas a la globalización hace quinientos años con la primera vuelta al mundo en barco. "Magallanes hace el primer gran viaje que demuestra que es posible circunnavegar el planeta. Protagoniza el gran momento que abre las posibilidades que hoy tenemos con la globalización", señaló ayer la presidenta de la Academia Portuguesa de la Historia, Manuela Mendonça, presidenta del primer curso del verano de 2018.

El seminario, que comenzó ayer por la tarde en la sede de Arcelor-Mittal, lleva por título "V Centenario de la expedición de Magallanes y Elcano" y tiene como objetivo "debatir y conocer con mayor profundidad" la que es considerada "la mayor gesta de todos los tiempos", equiparable a la llegada del hombre a la Luna. "Todavía es difícil saber si su proyecto era dar la vuelta al mundo o ir a la isla de las Especias (las actuales Molucas). La realidad es que consiguieron dar la vuelta al mundo y esa epopeya quedará para siempre ligada a la figura de Fernando de Magallanes y de Juan Sebastián Elcano", destacó Mendonça.

María Fátima Reis, de la Academia Portuguesa de la Historia, ilustró sobre el papel de los hermanos Faleiro, sefardíes que prepararon la expedición junto a Magallanes. "Tuvieron un papel importante pero desconocido. Resolvieron los problemas de las longitudes para poder navegar en el mar y elaboraron un tratado de navegación que fue aprovechado por el español Pedro de Molina. Fueron apartados de la expedición, se dice que por envidias entre Magallanes y ellos", explicó Reis. El capitán de navío de la Armada Española José María Blanco Núñez pronunció la ponencia "La primera circunnavegación del globo". El catedrático de la Complutense Enrique Martínez Ruiz analizará mañana las vicisitudes de aquella primera vuelta al mundo, como el motín que tuvo que disolver Magallanes en la invernada de San Julián o las "durísimas circunstancias" del viaje.