08 de agosto de 2018
08.08.2018

Las ratas crecen con la maleza

Los vecinos de Jardín de Cantos ironizan sobre la presencia de roedores: "Somos una reserva natural"

08.08.2018 | 09:48
Maleza en las inmediaciones del colegio Principado, en el barrio de Jardín de Cantos.

Los vecinos de La Espina denunciaron hace días la proliferación de ratas en su barrio, sobre todo en el río La Toba y entre la maleza, pero no son los únicos que conviven con los roedores. En Jardín de Cantos dicen llevarse la palma. "Esto es una reserva natural de ratas. Aquí estamos totalmente abandonados, ni desbroce ni nada, nos come la maleza", protesta el exlíder vecinal Antonio Cabrera.

Los vecinos de la avenida Cervantes, sobre todo los que residen en el entronque con la calle de La Magdalena, protestan por el mismo motivo. Los aguarones que habitan entre las zonas verdes sin limpiar son un foco de insalubridad, señalan los vecinos, que también han visto campar a sus anchas a roedores por Fernando Morán, en el entronque con la avenida San Agustín: "Son como gatos".

El presidente vecinal de Versalles, Antonio Gil, asegura que no ha recibido quejas en su barrio a cuenta de la proliferación de ratas. "Aunque sí suele haber por las alcantarillas", apostilla. En la zona del antiguo matadero hay constancia de roedores "porque está lleno de maleza", critican los residentes. En el centro también hay varias parcelas interiores de comunidades "abandonadas" donde los vecinos dicen haber visto aguarones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído