11 de septiembre de 2018
11.09.2018
SOTO DEL BARCO

Indignación en La Arena por el veto del cura a llevar la red en la procesión de San Telmo

"Quiere acabar con todo, es un despropósito", se quejan los vecinos, que temen la cancelación del desfile religioso previsto para finales de mes

11.09.2018 | 02:44
Vecinos en la procesión de San Telmo del año pasado con la red de pesca, de cien metros de longitud.

Los vecinos de San Juan de la Arena están irritados con su párroco tras un nuevo encontronazo relacionado con la celebración de actos religiosos. "No nos deja llevar la red en la procesión de San Telmo", se quejan muchos fieles. "El cura, José María Menéndez, quiere acabar con todo. Primero nos impidió constituir una cofradía de San Juan y San Telmo y ahora nos impide llevar la red en la procesión de finales de septiembre", clama una de ellas, que guarda anonimato y miembro del colectivo vecinal de la localidad, que abarca a los organizadores de las procesiones.

"Estamos indignados y nos tememos que no va a haber procesión porque ahora no nos deja sacar la red de pescar. Es todo un despropósito pues se trata de una procesión marinera. El año pasado echó de la organización de las procesiones a la agrupación procesional y dijo que las organizaba él con la colaboración de un hombre que no vive en el pueblo", añade. Las fiestas de San Telmo se celebran los días 29 y 30 de este mes y la procesión está programada para el último domingo de septiembre, tras la misa del mediodía. En el desfile, que tiene más de una década de existencia, salen las imágenes de San Juan y San Telmo. "La red de pescar que portan varios vecinos vestidos de pescadores y que tiene unos 100 metros de largo es algo que gusta mucho al público. Es un elemento alegórico pues la procesión se hace para celebrar el final de la costera del bonito", sostienen los colectivos que organizan las fiestas.

El año pasado los vecinos ya tuvieron otro altercado con el párroco, pues tras meses de trabajo para constituir la cofradía de San Juan y San Telmo, en diciembre se enteraron de que el sacerdote no había presentado los estatutos ante el Arzobispado, que es el organismo que tiene que aprobar la cofradía. "Entonces le pedimos explicaciones al párroco y nos dijo que él no quería que se creara una cofradía religiosa en La Arena", afirman. Los colectivos vecinales van a seguir luchando por la procesión "con red".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook