16 de septiembre de 2018
16.09.2018

La acusación del caso de la hostelera arrollada renuncia a la vía penal

Abierto el proceso para juzgar al conductor que dejó gravemente herida a Cándida Rodríguez y se dio a la fuga en El Carbayedo

16.09.2018 | 02:03
Cándida Rodríguez, Candy, en el lugar del atropello.

Abierto el procedimiento para juzgar al conductor que la noche del 17 de octubre de 2016 atropelló e hirió gravemente a la hostelera Cándida Rodríguez, "Candy", en el cruce de la calle Fernando Morán y la avenida de San Agustín. La acusación debe ahora ponerse a preparar el escrito de calificación de las penas que propone por los delitos que se le podrían imputar al hombre: uno contra la seguridad vial, otro de conducción temeraria, un tercero de lesiones en relación a los dos primeros y probablemente un cuarto de denegación de socorro. Así mismo, la defensa, que ejerce el letrado José Ramón Nistal, hará su propia valoración. La principal novedad es que la acusación particular ha renunciado a las acciones penales reservándose, no obstante, el ejercicio de las civiles. Esto no evita la vista penal, siempre y cuando, la Fiscalía presente cargos.

La víctima del grave atropello pasó seis meses ingresada para curar sus lesiones y aún debe andar con ayuda de bastón. Al cumplirse un año del accidente, tuvo la entereza para volver al lugar del atropello y colocar un ramo de flores en agradecimiento por las atenciones sanitarias recibidas y las innumerables expresiones de apoyo de los vecinos.

La noche del accidente, Rodríguez se encontraba a unos metros de su casa, en la acera, cuando un Peugeot rojo que circulaba hacia El Quirinal se subió al bordillo, arrancó de cuajo un semáforo y una señal y se la llevó por delante. La mujer salió despedida unos seis metros y el conductor huyó. Poco después, fue detenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook