Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital ofrece a los médicos trabajar por la tarde para reducir la lista de espera

Los servicios de Dermatología y Trauma ya tienen actividad extraordinaria: "En otras especialidades depende de la voluntad de los profesionales"

El nuevo mamógrafo digital del Hospital San Agustín. R. SOLÍS

El gerente del Hospital San Agustín, Enrique González, lo tiene claro: "La angustia y la de incertidumbre de cuándo te van a atender o dar un diagnóstico no se quita aunque digamos que el tiempo de demora se ha reducido a la mitad". Los tiempos de espera se han reducido considerablemente, pero la dirección trabaja por objetivos. Esta es la razón por la que la gerencia ha ofrecido a los especialistas trabajar por las tardes con la remuneración correspondiente. Los servicios de Dermatología y Traumatología ya tienen actividad extraordinaria y González prevé que en Cardiología se comience a citar próximamente en horario vespertino. "Estamos viendo posibilidades con alguna otra especialidad aunque depende de la disponibilidad de los profesionales, no podemos obligar a nadie a trabajar por la tarde después de una mañana entera en el Hospital", reconoció.

La raíz de esta ampliación del horario de trabajo está en la falta de médicos. En el San Agustín hay cuatro especialidades donde la inestabilidad de personal condiciona los resultados: "En Dermatología, por ejemplo, tenemos tres especialistas autorizados y en el último año y medio hemos tenido varios meses solo con un profesional". Cardiología no se queda atrás: "Hemos contratado a un cardiólogo a tiempo parcial pero no llegamos a la cifra objetivo que nos gustaría. En Traumatología hemos estado también hasta con cuatro profesionales menos. Todo esto repercute en las consultas. Así que tenemos que hacer equilibrismo entre consultas y actividad quirúrgica".

Desde la gerencia del San Agustín están intentando paliar también la lista de espera de radiodiagnóstico. "Algunas pruebas diagnósticas sí tienen una demora que no nos satisface a ninguno. En este sentido estamos haciendo cambios en la organización de la actividad para reprogramar y tratar de resolver en el menor tiempo posible temas pendientes", explicó Enrique González. Avanzó, concretamente, que ya se ha citado a más de medio millar de pacientes que tenían ecografías pendientes. Estas se harán antes de que finalice 2018.

La adquisición de nuevos aparatos de radiodiagnóstico también está contribuyendo a agilizar ciertas pruebas. Otro ejemplo: el mamógrafo digital que funciona ahora en el Hospital San Agustín permite a los especialistas realizar pruebas como punciones o biopsias que antes solo se hacían en quirófano.

Compartir el artículo

stats