08 de noviembre de 2018
08.11.2018

Avilés y Asturias plantan cara al cierre de Alcoa con una descomunal manifestación

Los organizadores estiman en 50.000 las personas que acudieron a la concentración contra el cierre de la fábrica de aluminio

08.11.2018 | 20:50

Niños pequeños, pensionistas, trabajadores de otras fábricas, mineros, comerciantes. Todo el mundo ha salido a la calle para gritar con una sola voz que "¡Alcoa no se cierra!". La organización estima en torno a 50.000 las personas que han tomado esta tarde Avilés para defender unos puestos de trabajo que, si se pierden, supondrán todo un varapalo para la ciudad y para toda Asturias.

Los comercios echaron el cierre un poco antes de las siete de la tarde, hora prevista para el inicio de la manifestación. Las vías de acceso a Avilés se colapsaron. Los trabajadores de Alcoa no estaban ni estarán solos en una lucha que hoy tuvo otro escenario de batalla importante muy lejos, en Madrid, donde se reunieron la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con los presidentes de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Asturias, Javier Fernández, y los alcaldes de La Coruña, Julio Ferreiro, y Avilés, Mariví Monteserín, y a la que asistió también la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Más de dos horas y media para concluir en que tratarán de poner en marcha ayudas que eviten que el coste de la luz provoque la huida de multinacionales como Alcoa.

Alejados de esa batalla política, los ciudadanos caminaron entre la plaza del Vaticano y la plaza de España, más conocida como El Parche, gritando consignas y dando una imagen de unidad que saben será fundamental en esta contienda. "¡Alcoa, escucha: Asturias está en lucha!", regurgitaban los megáfonos. En otro lado, los hijos de los empleados pedían que no mandaran a la calle a sus papas. En definitiva, que no jueguen con su futuro.

La concentración acabó con la lectura de un manifiesto que trató de resumir el sentir de todos los presentes, de decirle a la multinacional que ha anunciado el fin de la fabricación del aluminio que Avilés fue y seguirá siendo una ciudad industrial, que fabricó y seguirá fabricando aluminio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído