10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Fertiberia pone en marcha un gigantesco tanque de ácido sulfúrico en el puerto

El depósito garantiza que la empresa de fertilizantes guarde en los muelles de Valliniello materia prima necesaria para producir "durante todo un mes"

10.11.2018 | 02:11
El depósito de ácido sulfúrico de Fertiberia, en los muelles de Valliniello del puerto de Avilés.

Una de las instalaciones fabriles más anheladas por la dirección de la corporación industrial Fertiberia es el gran tanque de ácido sulfúrico que comenzó a construirse a comienzos de este año y que "en diez días estará plenamente operativo", según señaló ayer Jesús Alberto González Martínez, el director de la fábrica que la multinacional tiene en la parroquia corverana de Trasona. Esta instalación estaba en los planes de la compañía desde hace al menos tres años. La solicitud de permisos, su concesión, el plan de ingeniería y el desarrollo de las obras son los motivos de que la infraestructura se haya alargado tanto.

La importancia de la instalación es "estratégico comercial", según explicó el director de la planta. Fertiberia produce de manera principal nitrosulfato amónico, abonos muy demandados por los agricultores de media Europa. Para su producción es preciso ácido sulfúrico como materia prima destacada. La fábrica de Trasona tiene como proveedor único actualmente otra fábrica de la comarca: Asturiana de Zinc (Azsa), en el concejo de Castrillón. "No podemos limitarnos a un único proveedor", explicó González, que mencionó "posibles paradas eventuales" que no coincidan con las previstas por la compañía del grupo Villar Mir.

Asturiana de Zinc produce de manera principal cinc metal a partir de cinc mineral. Uno de los procesos que lleva a cabo es la tostación, que genera, de manera secundaria, dos gases que, con agua, devienen en ácido sulfúrico. Esta sustancia la empresa del grupo Glencore también la comercializa (en la comarca de Avilés tiene dos clientes señalados, aparte de Fertiberia, Chemastur, que bebe directamente de la fundidora de cinc).

El tanque que se activará antes de que concluya este mes se ha levantado en los muelles de Valliniello con el fin de aprovechar la oferta de "otros proveedores", es decir, Fertiberia esperará los barcos que llenen un depósito con 12.000 toneladas. "Es la materia primera que gastamos en todo un mes", explicó el director de la planta. Hasta la fecha, el ácido sulfúrico que adquieren a Azsa llega a Trasona en camiones.

La puesta en marcha del tanque de Fertiberia en los muelles de Valliniello supone una buena noticia para el Puerto de Avilés puesto que añade más movimientos a las dársenas locales. "Para nosotros será un tráfico nuevo. Exportábamos ácido sulfúrico de Asturiana de Zinc, pero no teníamos importación de ese producto. A partir de ahora, también contaremos con importación y, además, preveo que tendremos más exportación de ácido sulfúrico desde Azsa porque ese producto que deja de vender a Fertiberia lo tendrá que vender a otros sitios", comentó en su momento Santiago Rodríguez Vega, presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés.

El azufre que lleva consigo el ácido sulfúrico es un nutriente fundamental para que las plantas crezcan. Esa carencia es la que suprime los abonos que fabrica la empresa cuya fábrica asturiana dirige Jesús Alberto González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook