10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Mario Gas hace suya la obra "La Strada": "Tres personas aplastadas por la vida"

El Niemeyer acoge hoy el estreno nacional de una nueva producción del asturiano José Velasco: "Nos vamos superando poco a poco"

10.11.2018 | 02:11
En la mesa, de izquierda a derecha, María José Miñano, Mario Gas, Carlos Cuadros, Verónica Echegui, Alberto Iglesias y Alfonso Lara.

Mario Gas es uno de los grandes directores de escena españoles y eso lo ha demostrado con "Homebody / Kabul", con "Un tranvía llamado Deseo", con "Sócrates" o con "Invernadero". Se ha convertido así en una seña de identidad propia de los escenarios de Avilés y, a partir de esta noche, la huella de Gas será todavía más profunda. El auditorio del Centro Niemeyer acoge a las 20.30 horas el estreno nacional de "La Strada", una de las obras maestras del director de cine italiano Federico Fellini, un icono del séptimo arte, pero, para Gas, "la historia de tres personas aplastadas por la vida" . Esas tres personas en la versión que se presenta en Avilés y produce el asturiano José Velasco toman el cuerpo y el alma de tres actores superlativos: Alfonso Lara (Zampanò), Verónica Echegui (Gelsomina) y Alberto Iglesias (El Loco). El primero y el último, muy conocidos por los avilesinos.

María José Miñano es la productora ejecutiva del espectáculo que echa a andar en el Niemeyer, un escenario que la empresa eligió para poner en marcha "La gata sobre el tejado de zinc caliente", el título emblemático de Tennessee Williams que protagonizó Juan Diego. "Nos vamos superando poco a poco", destacó Miñano, de Zebra y Mucho Ruido Producciones, que se dedica a levantar funciones teatrales.

"Venir a Avilés es compo pasear por casa. Es una ciudad bella, al tanto de la realidad teatral y también reivindicativa, como hemos visto ayer en la manifestación de Alcoa. Esperemos que las movilizaciones surtan efecto, aunque los poderes fácticos tienen tapados los oídos", señaló Gas poco antes de entrar en harina: llevar a escena una película que hace tiempo que es un monumento artístico.

La obra "es triste, pero el teatro está para remover. Prefiero que me pase eso a no estar pensando dónde dejé aparcado el coche", apuntó Alfonso Lara, que es Zampanò, el hombre rudo que compra a Gelsomina (Echegui), que es la tercera ocasión en que se pone a trabajar sobre la escena. "He aprendido mucho", reconoció la actriz madrileña.

Gas explicó que el encargo de dirigir un espectáculo basado en un clásico tan clásico como el de Fellini le llegó de otro asturiano: del actor Roberto Álvarez, que es productor asociado del montaje. "Hace tiempo que creo que se puede hacer teatro de cualquier manera, aunque sean idiomas aparentemente lejanos. En un escenario puedes meter mucho más que la unidad de tiempo, espacio y acción", subrayó. La versión que firma Gerard Vázquez reduce toda la historia felliniana a sólo tres personajes que, según Gas, componen "tres actores de la raza de los que me gustan a mí: de los que se entregan al otro y todos, al espectador, para contar la historia que tenemos entre manos", recalcó el director. "La Strada" comienza la ruta. La tristeza y la vida por delante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook