10 de noviembre de 2018
10.11.2018
Castrillón

Tres chefs de agua salada

La Buena Mesa entrega su "Cucharón" a restaurantes de la República Dominicana, La Rioja y Siero: "El pescado hay que hacerlo con sencillez"

10.11.2018 | 02:11
En el centro, con gorra, Vicente Quintanilla; a su derecha, Francis Paniego y Ángel García Crespo, y, a su izquierda, Abel Terente, con varios miembros de la Cofradía, ayer, en La Colonia de Salinas.

La República Dominicana, La Rioja y Siero acogen los restaurantes premiados este año con el "Cucharón del buen guiso marinero", un galardón que desde hace 33 años entrega la Cofradía Buena Mesa de la Mar de Salinas para distinguir a restaurantes que destacan por ofrecer una esmerada carta con platos marineros. La intensa jornada de ayer comenzó en La Colonia con la firma en el libro de honor de la Cofradía, que estrenó en 1993 el rey Juan Carlos I, como destacó el presidente de la entidad, Vicente Quintanilla. El primero en firmar fue Abel Terente, del restaurante Asador de Abel, ubicado en Argüelles (Siero), que recibió el "Cucharón" en categoría regional. Le siguió Francis Paniego, de El Portal de Echaurren, un restaurante de Ezcaray (La Rioja) que obtuvo el premio nacional. Cerró el acto de la firma el asturiano Ángel García Crespo, propietario del restaurante Peperoni de Santo Domingo (República Dominicana) por el que el chef, también asturiano, Alberto Martín recibió el premio en la categoría internacional. Los tres se mostraron encantados de estar en Salinas y agradecieron los premios a la Cofradía.

Mientras Alberto Martín volaba a Castrillón para recoger por la noche el galardón en una cena que se celebró en el restaurante Real Balneario, García Crespo, nacido en Infiesto, alababa la cocina del chef de Peperoni. "El restaurante, en los años ochenta, introdujo en Santo Domingo las tendencias de la cocina internacional y ahora Alberto Martín retoma la revolución de la cocina dominica", señaló Ángel García Crespo, después de alabar los percebes que degustó el jueves en Avilés y comprometerse a ofrecer en el menú algún plato asturiano en el futuro.

"Vengo de La Rioja donde el guiso marinero es complejo", afirmó Francis Paniego. "Tenemos un trabajo muy bonito de cara al público", señaló el cocinero, que defendió el sector agropecuario y la pesca. "El sector agropecuario es la punta de lanza de la cocina junto con la pesca. Ponemos en valor a los pescadores que se juegan la vida. Los cocineros no somos nada sin esos buenos productos. La Cofradía Buena esa de la Mar también defiende al productor, sin él no somos nada", dijo. "La misión de la cocina es ser vendedores de lo nuestro, como el producto de la mar que hay que maridas con un Rioja", añadió.

Abel Terente recibió el "Cucharón" en la categoría regional. "Llevo 40 años en el sector y este galardón me da fuerzas para seguir con la llama de nuestro restaurante", dijo. "Cualquier pescado del Cantábrico es digno de mención, pero para mí el mejor es la merluza y cocinada con la menor sofisticación posible. Para cocinar el pescado lo mejor es la sencillez" aseveró. Abel Terente , tras años en el sector se lanzó en 1999 a comprar el restaurante de Siero y lo convirtió en un asador. Los productos de la tierra protagonizan muchos de sus platos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook