07 de diciembre de 2018
07.12.2018

La violonchelista Lucía Baladrón, finalista del XVII Premio Intercentros Melómanos

El concurso se celebró ayer en Alicante y la profesora Nariné Karapetyan actuó como pianista acompañante

07.12.2018 | 11:40
Finalistas del concurso melómanos, en Alicante.

La violonchelista Lucía Baladrón Rodríguez -alumna de 6º de Enseñanzas Profesionales del Conservatorio Municipal Profesional "Julián Orbón" de Avilés- logró ayer terminar el concurso del XVII Premio Intercentros Melómanos en el grupo de cinco finalistas entre los 17 jóvenes instrumentistas de todas las Comunidades Autónomas del país que compitieron en el Auditorio de la Diputación de Alicante.

Baladrón, alumna de Alberto Gorrochategui, estuvo acompañada al piano por la profesora Nariné Karapetyan. En la eliminatoria interpretó la "Rapsodia Húngara op. 68" de David Popper; y en la final de la tarde, "Requiebros" de Gaspar Cassadó y el primer movimiento del "Concierto en Re menor" de Édouard Lalo.

Los cinco jóvenes finalistas procedían de Asturias, País Vasco, Cataluña, Valencia y Andalucía. Lucía Rodríguez Baladrón fue la única mujer entre ellos. Los representantes de Cataluña, Andalucía y Valencia se hicieron con los tres primeros puestos, respectivamente.

Fase autonómica

La fase autonómica del XVII Premio Nacional Intercentros Melómano se celebró el 20 de noviembre en la Casa de Cultura de Avilés. Participaron seis alumnas y alumnos de piano, violonchelo y clarinete de los Conservatorios Municipales Julián Orbón de Avilés y de Gijón. Las tres finalistas de esta fase autonómica fueron alumnas del Conservatorio avilesino: Lucía Baladrón Rodríguez, la también violonchelista Raquel Menéndez González (alumna de Katalis Illes) y la pianista Alicia Pilar Menéndez Fernández (alumna de Lucía González).

El premio es una iniciativa de la Fundación Orfeo, creada en el año 2002 con el objetivo de fomentar la participación activa del alumnado de los conservatorios en concursos de carácter profesional. Una experiencia práctica, con la que puedan enfrentarse a un público y a un jurado que valora su interpretación, no únicamente su destreza técnica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook