03 de enero de 2019
03.01.2019

Gozón es el único concejo que encadena ocho años de pérdida de población

Illas pone la nota diferenciadora de la comarca avilesina: los censados aumentaron

03.01.2019 | 01:37

Gozón es el único municipio de la comarca de Avilés que encadena ocho años de pérdida de población. 2018 se cerró con 10.427 vecinos inscritos en el padrón municipal. Una cifra similar a la del año anterior (10.440), pero que cada año va a menos. El concejo perdió 406 habitantes respecto a 2011, cuando había 10.833 censados. Precisamente ese año fue el más numeroso de la última década en cuanto a vecinos. El pico de la curva de población ocurrió en 2011. Los años anteriores, aumentaron los vecinos. En 2008 había 10.719. El año siguiente subieron en 19 personas más. En 2010, se unieron 50 más, y el siguiente ejercicio 45. Este aumento poblacional tiene su razón de ser en el desarrollo urbanístico de La Vallina.

El paulatino decrecimiento de la población gozoniega se debe en buena parte al saldo vegetativo negativo, que se ha pronunciado en 2018 respecto al año anterior. El Registro Civil contabilizó 96 defunciones y 47 nacimientos el año pasado, cifras que generan un saldo vegetativo negativo de 49 personas durante 2018. El año anterior, ocurrió más de lo mismo: 86 defunciones y 40 nacimientos.

Illas, por su parte, es la otra cara de la moneda y la nota discordante en la comarca avilesina. Se trata del único municipio que aumentó los censados, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. En su caso, pasaron de 1.017 vecinos en 2017 a 1.022 en 2018; es decir, cinco más. Este dato es positivo teniendo en cuenta que el concejo encadenaba cuatro años de descenso poblacional.

Soto del Barco, Corvera y Castrillón siguen la misma senda que Gozón y Avilés, aunque la merma poblacional no es una tónica de hace años en estos casos. Soto del Barco perdió 37 vecinos, ya que pasó de 3.924 a 3.887 de un año a otro; Corvera contó en 2018 con un saldo negativo de 150 vecinos en el padrón municipal (pasó de 15.871 a 15.721); y Castrillón sufrió un descenso de 26 personas; siendo el concejo mejor parado -dentro de la crisis demográfica-, ya que esta cifra es meramente anecdótica: en 2017 había 22.490 censados y en 2018 bajaron a 22.464 habitantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído